publicidad

Ariana Grande se avergüenza de su adolescencia

Ariana Grande se avergüenza de su adolescencia

La cantante de 21 años confesó que los looks que solía usar hace un par de años fueron terribles y que desearía olvidarlos.

A pesar de haberse convertido en una estrella de la música cuyos estilismos están más que pensados, Ariana Grande no siempre fue vestida y arreglada de manera impecable. De hecho, a sus 21 años, la joven artista se avergüenza de los modelos que solía lucir en su adolescencia. 

"¡Oh dios mío! ¿Te ha pasado eso de que vas un poco hacia atrás en tu Facebook y dices '¡Oh Dios mío, no quiero ver esto! ¿Por qué iba así?' Yo era un auténtico desastre. Tenía el pelo teñido de rojo para mi papel (en la serie 'Victorious') y eso me ponía en una situación difícil porque me gustaba vestir de negro y el conjunto era demasiado arriesgado. Así que, para combatirlo, tenía que ser súper femenina en mi manera de vestir pero entonces acababa pareciendo un pastelito de fresa. Solo podía ir a peor", declaró la cantante a la revista 'We Love Pop'. 

publicidad

Al margen de que su roja cabellera le diese dolores de cabeza a la hora de combinarla con un conjunto de ropa, lo cierto es que la artista sufrió serios problemas capilares por tener que utilizar productos muy fuertes para el pelo durante todos sus años en televisión que le hicieron perder parte de su melena. 

"Ahora ya está muy sano. Es curioso porque las veces que publico alguna fotografía mis fans dicen 'Llevas pelo postizo' Y yo contesto '¡NO LLEVO POSTIZOS!'... Aún llevo extensiones pero mi pelo real está casi totalmente regenerado", aclaró. 

publicidad
publicidad
El siniestro dañó dos unidades habitacionales. La causa del incendio sigue bajo investigación, PERO no se reportaron personas lesionadas. Los daños materiales causados por las llamas fueron evaluados en unos 155,000 dólares.
Según los meteorólogos, la tempestad del domingo es la mayor desde el 2010. Las lluvias dejarían entre dos y cuatro pulgadas de agua.
Un día después de la toma de posesión en la capital de Estados Unidos, una concentración de cientos de miles le robó protagonismo al nuevo presidente. No solo eso, los manifestantes buscaron -llenando las calles de Washington DC- trazar claros límites al máximo funcionario del país.
El caso de la adolescente, quien fue supuestamente violada por cuatro jóvenes apodados los Porkys de Costa de Oro, sigue causando indignación porque los acusados, hijos de influyentes empresarios y políticos de Veracruz, podrían salir libres.
publicidad