publicidad
Alejandro González Iñárritu en el Oscar 2015

Alejandro González Iñárritu siente 'compasión' por Donald Trump

Alejandro González Iñárritu siente 'compasión' por Donald Trump

El director mexicano considera que Trump es "un pobre hombre y un amargado" a pesar de todo su dinero

A pesar de los comentarios racistas que Donald Trump ha realizado en varias ocasiones sobre los emigrantes mexicanos, el director Alejandro González Iñárritu no puede evitar sentir cierta lástima de él porque, desde su punto de vista, el empresario es únicamente un "pobre hombre" y un "amargado".

"Lo que siento es un poco de compasión. Es parte de la ignorancia que nace del miedo y los prejuicios de encontrarse alteridad y de sentirse amenazado. Ser tan rico y estar tan amargado... es un pobre hombre cuya única posesión es el dinero", afirmó el mexicano en una entrevista al podcast 'Studio 360' de WNYC.

publicidad

Pese a todo, el cineasta considera que el discurso de Trump es irresponsable e increíblemente peligroso porque despoja a los mexicanos de su "humanidad".

"Cuando generalizas de esa manera, lo único que consigues es quitarle la humanidad y la integridad a las personas. Históricamente, esa ha sido la forma en la que le han sucedido cosas horribles a la humanidad", añadió.

Para Iñárritu, que acapara doce nominaciones a los Óscar con su película 'The Revenant', el dinero nunca ha sido lo más importante en su vida, razón por la que decidió dedicarse al cine aunque en el fondo fuera consciente de que se ganaría mejor la vida dedicándose a preparar tacos en algún restaurante.

"Desde luego no soy muy rico. Me irían mejor las cosas haciendo tacos. Pero me siento rico en muchos otros aspectos", confesaba Iñárritu en The Wall Street Journal.

¡No se quedó callado! Donald Trump criticó el error de Miss Universo /Univision
publicidad
publicidad
La cámara que llevaba en el casco captó sus momentos de angustia antes tomar medidas de emergencia, que tampoco funcionaron rápidamente.
Esther Morales, a quien repatriaron hace siete años, dice que en su restaurante se venden los tamales de elote más ricos de la frontera. José Arce, conocido como Spanky, creó un negocio de tatuajes. Solo el 5% de esta población tiene una empresa en México.
La nueva versión de la medida, que mantiene la prohibición de ingreso a personas de seis países de mayoría musulmana, tendrá que esperar hasta que se resuelva una demanda del estado, según la agencia AP.
Abogados de derechos civiles enviaron la información al procurador del estado, Xavier Becerra. Álex Gálvez, experto en inmigración, dijo que la educación en Estados Unidos es un orden constitucional y que en ningún lugar del país es necesario revelar el estatus migratorio.
publicidad