publicidad
La actriz estadounidense sigue despertando sueños entre los caballeros.

A sus 43 años Pamela posó nuevamente para Playboy

A sus 43 años Pamela posó nuevamente para Playboy

Pamela Anderson posó nuevamente para la revista Playboy.

La actriz estadounidense sigue despertando sueños entre los caballeros.
La actriz estadounidense sigue despertando sueños entre los caballeros.

Pamela Anderson, quien fuera protagonista de la serie televisiva Baywatch, declaró en agosto pasado que  que no haría más desnudos, sin embargo parece que olvidó su promesa, pues nuevamente se quitó la ropa para aparecer desnuda en la edición de enero de la revista Playboy.

El sitio x17online.com publicó una imagen de la actriz en la portada de la revista del "conejito".

La primera vez que la rubia apareció en la publicación fue en 1989 y 21 años después, con 43 años de vida  lo  volvió a hacer, demostrando que tiene una figura espectacular.

Anderson aparece con un vestido strapless negro en la portada de la revista que le dedica ocho páginas interiores para mostrar su cuerpo al desnudo. Además, Anderson escribió un poema que acompaña a las imágenes. Recientemente la rubia declaró que no piensa someterse a más cirugías estéticas y sólo se hará tratamientos faciales.

publicidad


publicidad
publicidad
publicidad
María Isabel Valdovinos y Consuelo Cruz se inscribieron en el programa ‘Palomas Mensajeras’, el cual permite solicitar una visa para viajar a Estados Unidos y tener un encuentro entre padres e hijos.
Según los profesionales, estos animales son un método natural de control ya que se comen el pasto que podría generar conflagraciones. Según estadísticas, los terrenos no tratados tienen hasta un 73% más de probabilidades de ser abatidos por el fuego.
Todo comenzó porque un jurado en 1992 encontró inocentes a cuatro policías que habían golpeado brutalmente a un hombre de la raza negra. Durante 3 días en las calles de la ciudad se vivieron momentos de tensión, donde los saqueos y motines dejaron miles de heridos y provocaron cuantiosas pérdidas materiales.
En Hawthorne, un hombre si vio obligado, con serrucho en mano, a cortar un árbol que quedó encima de su vehículo. En el oeste de Los Ángeles la explosión de un transformador ocasionó que se desprendieran unos cables de alta tensión, generando apagones esporádicos.