publicidad
Deja los medicamentos

A Lindsay Lohan le prohiben tomar medicamentos, ¿cómo habrá reaccionado?

A Lindsay Lohan le prohiben tomar medicamentos, ¿cómo habrá reaccionado?

La estrella de cine se acopla a las nuevas reglas de su centro de rehabilitación y ha aceptado dejar de tomar Adderall.

Deja los medicamentos
Deja los medicamentos

Aunque la controvertida estrella juvenil armó un gran escándalo en la clínica de rehabilitación Betty Ford cuando le fueron confiscadas sus reservas de Adderall, unas pastillas que, según ella, le eran imprescindibles para combatir sus problemas de déficit de atención, ahora que reside en el centro de Cliffside, Malibú, la actriz se habría dado al fin cuenta de que nunca necesitó ingerir semejantes medicamentos y se sentiría muy aliviada por el hecho de seguir adelante con su recuperación sin la necesidad de someterse a tratamientos químicos con tantos efectos secundarios.

Según asegura el portal TMZ, al llegar Lindsay a las nuevas instalaciones donde cumplirá su condena judicial de 90 días, el equipo médico de la clínica realizó varios análisis para determinar con claridad cuáles eran sus verdaderas necesidades farmacéuticas, entre las que no se encontraba ninguna relacionada con el síndrome de déficit de atención.

publicidad

Aunque la inestable intérprete había sido diagnosticada con este trastorno en su niñez y de forma errónea, la artista habría aceptado su nueva condición con serenidad y se habría percatado de que en su larga y polémica trayectoria había hecho uso de esos supuestos problemas de concentración para justificar algunos de sus incidentes al volante.

publicidad
publicidad
El hecho se produjo hora después de haber concluido el plazo para las negociaciones y de esta manera se evitó que se produjeran huelgas.
La gran preocupación de las autoridades son los accidentes en carreteras resbalosas. La poca visibilidad y la lluvia obligaron a los aeropuertos de Chicago a cancelar decenas de vuelos.
Un día antes de la posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, varias celebridades, activistas y residentes marcharán en la Gran Manzana en contra de lo que llaman una "retórica divisoria y racista" del republicano.
La joven se entregó a las autoridades quienes la acusan de recibir pagos mensuales de propietarios de una residencia de la zona, de los cuales, al parecer, desviaba parte del dinero a su cuenta personal. Luego de investigaciones, la joven está libre, bajo fianza y podría enfrentar al menos 10 años en prisión.
publicidad