publicidad

Rostro de Kim Kardashian lleno de sangre

Rostro de Kim Kardashian lleno de sangre

La socialité se sometió a un tratamiento de belleza llamado "facial de sangre" para mantenerse joven y bella.

Una vez más la socialité pone a todos a temblar con sus ideas tan "originales" y en esta ocasión decidió aplicarse sangre en su rostro para lograr un mejor resultado estético.

La famosa subió una imagen a su cuenta de Instragam en la que aparece bañada en sangre. Pero no crean que sólo se la embarró y ya, sino que se trata de un tratamiento facial llamado "vampiro" o "facial de sangre" del que se debe extraer sangre del brazo, crear plaquetas a partir de ésta y posteriormente introducirla mediante diminutas agujas.

Todo esto pasó durante uno de los episodios de "Kourtney and Kim Take Miami". Las imágenes e información sorprendieron al mundo, pues la también diseñadora primero había dicho que su gran amigo, Jonathan era quien le había llenado el rostro de sangre, mientras ella se limpiaba la cara usando una toalla blanca.

Medios de comunicación y seguidores quedaron un poco horrorizados, sin embargo, minutos después explicó que era una especie de mascarilla con la que estaba tan maravillada por los resultados que ofrecía.

"Me gusta probar cualquier cosa que te haga sentir más joven...¡Por Dios! Nunca me hice un facelift que se sintiera como esto!", reveló en su cuenta personal de Twitter.

Así que ya saben, si quieren lucir igual de bellas y jóvenes como ella, sólo basta usar su propia sangre, ¿qué tal?

publicidad


publicidad
publicidad
Los establecimientos podrían vender alcohol hasta las 4:00 a.m. argumentado que habría más regulación en este negocio y así se evitaría que los jóvenes asistan a fiestas clandestinas.
Arantxa Loizaga nos presenta un libro que pone al descubierto la similitud de gustos entre Trump y varios dictadores. Nuestro invitado Jomari Goyso analiza el trasfondo de esas similitudes.
Estas pruebas estandarizadas se crearon para que los estudiantes, sin importar el estado dónde viven, tengan las mismas oportunidades y la formación adecuada para asistir a la universidad. Sin embargo, hay quienes critican esta iniciativa ya que creen que pone mucha presión a los jóvenes.
Las personas que vivieron algún tipo de abuso pueden cargar con culpa y dolor durante mucho tiempo viviendo en una prisión mental.
publicidad