publicidad

¿Qué la hace "bootylicious"?

¿Qué la hace "bootylicious"?

Algunos de los secretos que le han ayudado a posicionarse como una de las mujeres más sexis y hermosas.

¿Qué la hace "bootylicious"? 568510b720f54717ae11f053ff3236bd.jpg

Subir y bajar escaleras

Beyoncé Knowles no sólo se ha convertido en un icono de la música, su gusto por la moda y la belleza también han formado parte de este proceso.

Hace unos años, la intérprete de Single Ladies reveló a la edición francesa de la revista Glamour, que su madre, la diseñadora Toni Knowles era una de las responsables de asesorarla en su imagen y de resaltar una de sus facetas más sexies.

Pero no sólo la moda es uno de los temas que persigue a Knowles, sino también cómo mantiene esa espectacular figura. Según el diario El Mundo, la actriz aseguró poseer un gran derrière y una buena figura, gracias a subir y bajar escaleras: "Cada enero empiezo a hacer ejercicio. ¡Lo hago durante tres meses y luego vuelvo a dejarlo!", explicó.

publicidad

Sus curvas se han convertido en un elemento muy fuerte de su personalidad y debido a ellas es considerada como una de las más deseadas del mundo, sin embargo, se ha llegado a rumorar que a la protagonista de Dream Girls no le agrada ser catalogada como una mujer sexi, pues para ella la belleza está más allá de lo físico.

Knowles trata de cuidar al máximo su piel y rostro, a través de hidratantes faciales y lujosos tratamientos corporales. Además, no le gusta sobrecargar su imagen, por lo que siempre opta lucir un maquillaje fresco: "Una cosa que aprendí es que menos es más en el maquillaje. Si no sabes exactamente qué hacer, lo mejor es lucir lo más natural", comentó a People.

Recientemente el sitio de Internet de People publicó que la intérprete de Beautiful Liar no puede salir si no se puso perfume, ya que si no lo usa siente que le falta algo, además de que éste complementa su estilo, peinado y maquillaje.

¿Qué otros secretos de Beyoncé conoces? Compártelos aquí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad