publicidad

Paty Manterola, vanidosa y coqueta

Paty Manterola, vanidosa y coqueta

La actriz y cantante mexicana Patricia Manterola nos da sus trucos para mantenerse linda y en forma.

La que es bella, es bella

La popular actriz y cantante mexicana lo tiene todo: es linda, famosa y ha logrado lo que muy pocos artistas latinos alcanzan, el crossover. Su rostro ya empieza a ser reconocido por el público norteamericano. Sus encantos naturales y su simpatía son innegables, pero su éxito también es el resultado de mucho esfuerzo y disciplina.

Lo que le gusta y lo que no

Patricia se confiesa vanidosa y coqueta. Lo que más cuida de su cuerpo es su cabello. "Soy como maniática y me lo cuido mucho. Pero también me gusta mi pompis".

¿Lo que menos le gusta? "No me gustan mis tobillos, son muy delgaditos. Me hubiera gustado que fueran más gruesos. Pero bueno, para eso existen las botas y los tacones bien altos".

Su belleza y lozanía no sólo son obra de la naturaleza, Patricia tiene una estricta rutina de belleza y ejercicio para mantenerse en forma. Tanto que cuando viaja, su maletín de cremas y productos de belleza pesa el doble que la maleta donde lleva la ropa.

Aquí está su rutina de belleza

"Es una rutina bastante pesada, porque en esta carrera al usar tanto maquillaje y con las luces se maltrata mucho el cutis y el cabello. Estos son mis truquitos:
  • En la mañana después del baño me encanta ponerme aceites en la piel.
  • Tengo mis productos especiales para limpiarme la cara a profundidad. Nunca me acuesto sin desmaquillarme la cara.
  • En la noche me pongo una crema tanto alrededor de los ojos como en toda la cara.
  • Siempre me pongo protector solar en la cara antes de maquillarme.
  • En los días que no voy a estar frente a las cámaras, procuro no ponerme nada en la piel. Pero claro, como soy 'coquetona', me pongo un poco de rimel y brillo en los labios, nada más.
  • Tomo mucho agua durante el día porque eso lo refleja la piel y el cabello.
  •  En la noche siempre me cepillo el cabello antes de dormir".
publicidad


Sobre su nariz confiesa que se hizo la cirugía plástica. "Cuando tenía 15 años sufrí una fractura y me dejaron la nariz horrenda. A los 17 me la volví a operar y ya me gustó. Es la única cirugía que me he hecho".

"Todo lo que tengo en mi cuerpo es natural, pero la otra cosa que me cambió la expresión de la cara fue cuando me depilé las cejas. Cuando estaba en Garibaldi, tenía unos cejones super poblados. La pinza de las cejas fue mi gran descubrimiento. Me gusta mucho más como me veo con las cejas así delgadas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad