publicidad
Premios Juventud Vota ya, ¡los ganadores dependen de ti!

¿Viaje de película o película de terror?

¿Viaje de película o película de terror?

Si estás pensando en llevar a tu toddler a visitar los parques temáticos de Disney, sigue estos consejos.

Para muchos padres, la sola idea de viajar y recorrer un lugar turístico con su bebé se vuelve una pesadilla.

Antes que nada, debes pensar en la experiencia de viajar con un toddler como una oportunidad única de conocer nuevos lugares en una dimensión completamente diferente. La felicidad es enorme si logras disfrutar en familia de un paseo, pero para eso se requiere un gran trabajo de logística y preparación.Lo primero y más importante es ser realista y jamás perder de vista que estás viajando con un bebé. Tener éxito en esta empresa de pasear con un pequeño por lugares como los parques de Disney significa evitar al máximo los caprichos y berrinches típicos de esa edad. Para esto aquí tienes algunos buenos consejos:

publicidad

Sé realista: establece objetivos realistas y adecuados para la edad de tu bebé. Es probable que en este viaje no puedas ver TODAS las atracciones que te interesen. Recuerda que en general, ir a los parques de Disney es agotador para cualquiera, mucho más para tu bebé, que por otro lado, se sentirá sobre estimulado por el solo hecho de recorrer los parques temáticos.

Arma un plan: es fundamental estudiar los mapas y planos del lugar para establecer un orden de prioridades en el recorrido. La información sobre qué juegos son apropiados para cada edad se encuentra disponible en los mapas y folletos del centro de información de cada parque.

Llega temprano: los bebés en general madrugan de todas formas. Lo más común es que durante las primeras horas no se concentre tanta gente como en la mitad del día. En general, la gente tiende a recorrer los parques a medida que se presentan las atracciones desde la entrada. Hacer un recorrido en sentido inverso puede facilitarte las cosas pero sólo si comienzas la recorrida temprano. Otra de las ventajas de ir temprano es que tendrás gran parte del recorrido hecho para el mediodía. Puedes usar el momento del almuerzo para meterte en un restaurant con aire acondicionado y dejar a tu bebé descansar un poco.

Lleva siempre contigo agua y algo para comer para tu bebé. Lo ideal son bananas, galletitas y cajitas de cereales. No olvides las toallitas húmedas para limpiarles las manos y la cara.

publicidad

Lleva contigo su muñeco o juguete favorito. Las caminatas, esperas y recorridos pueden ser largos y tener a mano un juguete o un librito puede facilitarte las cosas.

Trata de hospedarte en uno de los hoteles cercanos. En algunos casos esto hasta te permitirá entrar a algunos parques antes que las personas que no se hospedan en los hoteles de los parques y tienes la posibildad de hacerte una escapada al hotel al mediodia si tu bebé está muy cansado.

No descartes un chapuzón. Si tienes la posibilidad de volver al hotel al mediodía es una buena idea darse un chapuzón con tu bebé en la piscina del hotel como antesala para la siesta. Luego, pueden volver al parque renovados para poder quedarse al desfile y todas las actividades de la noche.

Deja que tu bebé te indique el camino. Sigue sus intereses y déjalo disfrutar al máximo al explorar áreas diseñadas para los más pequeños.

Trata de establecer algún tipo de rutina durante las vacaciones. Ayudará a tu bebé a tranquilizarte y le brindará un sentimiento de seguridad.

Come con tus personajes favoritos. Si bien consume bastante tiempo, considera la posibildad de disfrutar de un desayuno, almuerzo o cena en uno de esos restaurantes donde se pasean los personajes favoritos de tus hijos. Es una oportunidad única de interactuar con los personajes y sacarte todas las fotos que quieras, ya que disponen de mucho más tiempo que cuando te los encuentras circulando por las calles de los parques temáticos.

publicidad

Aquí tienes una lista de las cosas que no te pueden faltar si viajas con un toddler:

Dos cambios de ropa por día: recuerda que volcarse líquidos y ensuciarse es su especialidad.

Sombrero para el sol, protecto solar y repelente de insectos.

Una abrigo por si refresca de noche.

Un impermeable por si los sorprende un chaparrón.

Pañales de más, por las dudas haya emergencias, descomposturas o demoras inesperadas.

Baberos lavables o descartables.

Traje de baño por si pasan por una piscina o las duchas refrigerantes de algunos parques.

Jabón para lavar ropa a mano.

Todo tipo de opciones de snacks: de dulce, de sal, frutas, jugos y agua.

Una luz de noche.

Su mamadera, chupete, frazada y oso favorito, si los tuviera.

Un cochecito liviano, flexible y plegable para tener a mano en todo momento.

Medicinas de venta libre por si tiene fiebre o malestar.

Un bolso de pañales no muy grande y con tela impermeable.

publicidad

Bolsas de plástico con cierres para meter los remedios, shampoos y cualquier cosa que pudiera derramarse.

Libros, juguetes y cualquier accesorio que pueda entretenerlo.

Si tienes reservado un hotel con anticipación, averigua si tiene VCR en el dormitorio, no te arrepentirás de llevar sus videos favoritos.

Y lo más importante: sonrisas, buen humor y disposición para disfrutar al máximo de la experiencia maravillosa que es viajar en familia.

publicidad
publicidad
publicidad
El actor aclaró a los medios que la cita con el juez y con Marjorie de Sousa para fijar la cuota mensual para el sostenimiento de su hijo es el 9 de junio, razón por la cual todavía no hay un veredicto final.
La actriz mexicana relató lo duro que ha sido aceptar la pérdida de su hijo y reiteró que “nada se le compara a ese dolor porque ya lo tenía todo listo para su llegada”.
La actriz venezolana Marjorie de Sousa narró en 'Íntimamente Compartiendo Entre Amigas' el momento en que se enteró que Matías venía en camino y contó quién le gustaría que fuera su padrino.
Desde hace un año que nació su hijo Michael Victor, ¿cómo lidia Lourdes Stephen con la maternidad? La presentadora confesó que hay alguien que le hace mucha falta en su vida.