publicidad

Partos prematuros, un riesgo controlado

Partos prematuros, un riesgo controlado

Cada vez es mayor el número de embarazos que no llega a los nueve meses de gestación y se vuelven prematuros.

Aunque se sigue considerando un parto de riesgo por las secuelas posteriores que pueden producirse en el desarrollo del bebé, estos efectos han empezado a controlarse de manera satisfactoria según las palabras del Dr. Quero, Catedrático de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma y Jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Infantil de La Paz.

La salud materna y los embarazos múltiples son las causas más comunes de que se produzcan partos prematuros. El límite no está en la semana 37, sino cuando baja de esta media. Si hablamos de los bebés de difícil pronóstico, entonces bajamos a la semana 28.

publicidad

La ecografía fetal ha permitido fijar con exactitud la duración de la gestación y, clasificar a través de ella a los niños en función de la edad gestacional y su crecimiento intrauterino. Esta clasificación es de gran interés, pues por debajo de las 37 semanas de embarazo, cada día, resulta crucial para la morbilidad y la mortalidad del bebé.

Existe aún un profundo desconocimiento sobre cuáles son las secuelas que provoca en el bebé un nacimiento de estas características. Para conocer esta realidad y poder incidir en su corrección, la Sociedad Española de Neonatología (SEN) está creando una base de datos con el objetivo de saber cuántos de los supervivientes de menos de 1.500 gramos de peso presentan secuelas motoras, intelectuales, cognitivas, neurosensoriales y conductuales.

El desarrollo orgánico del bebé una vez nacido se lleva a cabo en la incubadora, en la que se le proporciona un ambiente lo más parecido posible al del útero materno en el que aún debería encontrarse. En ella el niño tiene la temperatura y alimentación más adecuadas; le ayuda a realizar todas aquellas funciones vitales para las que aún no está preparado, como la respiración; y le brinda los cuidados necesarios cuando hay problemas añadidos a la inmadurez, como pueden ser infecciones, hemorragias, etc.

publicidad

La cosa, desde luego, no es fácil, ya que se trata de niños que presentan un grado de inmadurez generalmente muy alto: no toleran la alimentación oral, sus pulmones no están preparados aún para respirar, carecen de defensas, y un sinfín de problemas más que los medios técnicos tienen que suplir para conseguir que el niño sobreviva.

Sin embargo, los avances médicos y tecnológicos han propiciado espectaculares logros en este campo y sobre todo en estos últimos años. Sistemas como las ecografías cerebrales, que permiten detectar con gran inmediatez las hemorragias en el cerebro, uno de los principales problemas del niño prematuro, o los modernos respiradores artificiales, gracias a los cuales es posible suplir la inmadurez del sistema respiratorio del niño, permiten hoy que muchos niños que antes no sobrevivían o lo hacían con graves taras, crezcan de una forma satisfactoria.

Actualmente, los centros hospitalarios bien dotados pueden sacar adelante a niños que sólo pesaron al nacer 600 o 700 gramos, algo impensable hace apenas una década. Incluso se ha logrado rebajar los limites de supervivencia registrados.

El 100 % de mortandad en niños de menos de 500 gramos de peso ha dejado de ser un dato estadístico real, como lo demuestran casos como el de la niña emeritense María Soledad Molano, que nació a las 22 semanas de gestación, con un peso de 400 gramos.

publicidad

El hospital Jackson de Miami es uno de los más prestigiosos de Estados Unidos en partos prematuros, de la misma manera que en España el Hospital Universitario de la Paz destaca por su unidad de pediatría. El Dr. Quero, Catedrático de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma y Jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Infantil de La Paz nos comenta los riesgos de los partos prematuros y la posibilidad de que a pesar de éstos no queden secuelas en el niño.

¿Por qué se produce un parto prematuro?En un 50% de los casos se desconocen las causas. Se hace hincapié en el tiempo de vida y el trabajo de la madre, en el estrés, en definitiva. Sin embargo, también existen riesgos de tipo biológico como es la posibilidad de una infección en las membranas fetales.

¿Hay mujeres más proclives al parto prematuro? Cuando se ha tenido uno es posible que los sucesivos también lo sean, y también si la madre ha sido prematura es probable que reproduzca ese hábito.

¿Qué riesgo hay para la madre?Ninguno, a no ser que el parto se haya producido por la infección que comentaba antes.

¿Y para el niño? Un niño de ese peso y semanas sobrevive entre un 40 y un 60% de los casos. Sin embargo, los padres deben estar preparados, de la misma manera que deben de conocer las posibles secuelas que puede reproducir el pequeño.

publicidad

¿Y cuáles son esas secuelas?Pueden llegar a existir alteraciones en el desarrollo mental de los niños menores de 1.000 gramos, incluso ceguera o sordera. Cuando empiezan su etapa escolar pueden advertirse déficits cognitivos y pueden tener trastornos de conducta.

¿Qué período de tiempo debe permanecer el niño en el hospital?Cuando alcance 1.900 kilogramos puede estar listo para ir a casa. Pero para llegar a ese peso deben pasar varios meses. Lo ideal es que los padres sean partícipes de su evolución. No sólo los cuidados terapéuticos son los necesarios y fundamentales. El afecto y la atención de los padres son vitales para su evolución. El apego a los padres es primordial para el niño.

Según el doctor Quero la asistencia a estos niños debe ser extrema, pues tienen infecciones con facilidad y hay que atender con un mimo exquisito a su nutrición, que debe ser individualizada.

Con menos de 400 gramos el médico estima que es casi imposible que supere está circunstancia. Cuando el pequeño tiene 500 gramos y menos de 23 semanas tiene un riesgo elevado de padecer secuelas.

Según su experiencia, el 51% de los bebés prematuros posee un coeficiente intelectual normal; el 74% completa sus estudios; y el 40% realiza carreras universitarias. "Hay que tener en cuenta que los médicos también se equivocan y que con una estimulación adecuada y la asistencia a centros con un alto nivel de experiencia, en estos casos, la recuperación es muy buena", afirma.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Ana Patricia confesó que Giulietta está encantada con la visita de Benito, el simpático perro de su padrino El Dasa. Y al verlos jugar, ¡al cantante ya se le antoja convertirse en papá!
El actor argentino dijo que su expareja no pudo probar sus anteriores afirmaciones cuando dijo que lo había visto usando algún tipo de droga y era un hombre violento.
El artista habló de su nueva canción, que dedicó a su actual pareja Paulina Rubio, y respondió a los rumores sobre el supuesto embarazo de 'La chica dorada'.
elreality
Esta vez se invirtieron los papeles en la vida de Ana Patricia: ahora le tocó a ella acompañar a su hija Giulietta a una grabación en el parque. Mira qué día tan divertido tuvieron.