publicidad

Galilea Montijo sufre de depresión postparto

Galilea Montijo sufre de depresión postparto

La conductora mexicana aceptó que el 'baby blues' o depresión post parto le pegó duro, pero que ya se está tratando con un especialista para sentirse mejor.

La conductora mexicana aceptó que el 'baby blues' o depresión post parto le pegó duro, pero aseguró que ya se está tratando con un especialista para sentirse mejor y retomar la rutina de trabajo que llevaba.

"A un mes de ser mamá estoy mas sensible que nunca. Veo a los niños y veo ami bebé en cada uno de ellos aunque sean niñas y me conmueven", dijo la conductora de la segunda temporada de Pequeños Gigantes, quien regresó apenas hace una semana a la grabación del programa.

Galilea explica que necesita estar trabajando, pues le ayuda por aquello del baby blue. "Esto me está ayudando a agarrar el ritmo de trabajo, emocionalmente hablando. No puedo evitar salirme de la casa con la lágrima. Ya tendrá edad para que me acompañe Mateo porque no lo quiero sacar y no va ni en su segunda vacuna", añadió.

Para la recién mamá ha sido una época muy difícil pero dice que muy bendecida y con mucho trabajo, tanto para el papá como para ella. "Me costó desprenderme mucho de Mateo porque esta my chiquito pero está muy bien cuidado. Estoy al pendiente de él, soy mamá teléfono, a cada rato estoy hablando para preguntar cómo está".

De acuerdo al departamento de salud de la mujer de Estados Unidos, cerca del 13 por ciento de las mujeres embarazadas y nuevas mamás sufren depresión.

publicidad

Los síntomas del 'baby blues' y la depresión post parto son:

Sentirse cansada o de mal humor.

Sentirse triste, desesperada o abrumada.

Llorar demasiado.

No sentir motivación por las cosas

Comer muy poco o mucho.

Tener problemas para concentrarse o tomar decisiones.

Tener problemas de memoria.

Perder interés en actividades que antes disfrutabas.

Tener dolores de cabeza, de cuerpo, o problemas estomacales que no cesan.

El 'baby blues' y la depresión post parto se diferencian por el tiempo de su duración, mientras el 'baby blues' desaparece en algunos días o una semana, la drepresión puede aparecer en el primer año del bebé.

Los expertos recomiendan que si los síntomas permanecen más de dos semanas, se debe buscar a un experto para recibir el tratamiento indicado.

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad