publicidad
Algunos bebés reciben tratamientos contra el tétanos, por parte de algunas asociaciones.

Evita el tétanos neonatal

Evita el tétanos neonatal

Conoce las causas de la enfermedad, los síntomas que presenta y como evitar la muerte del bebé por la misma.

Algunos bebés reciben tratamientos contra el tétanos, por parte de algun...
Algunos bebés reciben tratamientos contra el tétanos, por parte de algunas asociaciones.

Las enciclopedias y manuales médicos indican que la bacteria causante del tétanos, la clostridium tetani, es de una agresividad extraordinaria que segrega sustancias tóxicas (toxinas) con unos efectos que se hacen enseguida patentes en el sistema nervioso central y en el respiratorio. Es dos veces y media más frecuente en hombres que en mujeres, incluidos los neonatos y, sin embargo, entre un 20 y un 40 por ciento de los casos de afectados no presentan heridas aparentes.La toxina que produce esa bacteria causó estragos entre la población mundial hasta bien entrado el siglo XX, ya que penetra en el organismo a través de heridas abiertas y causa la muerte después de una lenta y dolorosa agonía. Mortal a los tres díasIndican los especialistas médicos que la bacteria del tétanos puede tener un período de incubación de entre dos y 50 días, pero en los casos más severos provoca la muerte en sólo 72 horas. La contaminación por tétanos se produce cuando una herida abierta entra en contacto con el germen patógeno. Las más peligrosas son las producidas por hierros herrumbrosos (clavos, cuchillos, anzuelos), o en caminos donde han quedado huellas de herrajes de rumiantes (caballos, vacas, burros), o bien si ha estado en contacto con materia orgánica contaminada (estiércol, excrementos).A veces no basta con desinfectar la herida, ya que la bacteria suele anidar con gran rapidez en la zona, por lo que los expertos indican que lo más recomendable en esa situación es una inyección de gammaglobulina antitetánica, que es muy eficaz. Los primeros síntomas del tétanos son rigidez y dolor en las mandíbulas, abdomen y espalda, y dificultad para tragar. Posteriormente a la rigidez le siguen espasmos musculares permanentes, sobre todo de mandíbula y músculos. De ahí que el afectado por la patología presente un falsa sonrisa sardónica, un rictus característico del tétanos, preludio de una muerte inevitable en los casos más graves.Los efectos secundarios más frecuentes del tétanos son la neumonía y las fracturas a consecuencia de los espasmos. Menos frecuentemente son las hemorragias intracerebrales. En opinión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es inadmisible que el tétanos siga provocando entre 100 mil y 120 mil muertes de personas adultas al año en todo el orbe, de acuerdo con sus últimas estadísticas. Tétanos neonatalSin embargo, como la prevención no es siempre fácil, la enfermedad aún dista de haber sido vencida. Prueba de ello es la campaña que iniciaron hace dos años de forma conjunta el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la marca de pañales Pampers y la actriz mexicana Salma Hayek con el objetivo de erradicar, en 2012, el tétanos neonatal, una enfermedad que mata a un recién nacido cada tres minutos en el mundo. Según UNICEF, el tétanos de los recién nacidos, así como el de las madres, es una enfermedad mortal pero evitable, que cada año causa la muerte de 140 mil bebés y de 30 mil mujeres en países en desarrollo. Este tipo de tétanos se da en niños que no han adquirido una inmunidad pasiva porque la madre no ha sido vacunada, según indica UNICEF. Por lo general la infección se produce tras el parto a través del muñón umbilical infectado, en particular cuando se corta el cordón con un instrumento que no ha sido previamente esterilizado.De ahí que la campaña amadrinada por la actriz protagonista de El callejón de los milagros tenga por objeto mejorar las condiciones sanitarias de los partos en los países en desarrollo, y en especial en el sur de África y el este de Asia, que son las regiones más afectadas, para evitar que recién nacidos y madres contraigan el tétanos. También pretende lograr la protección de más de 70 millones de madres y bebés de las zonas referidas mediante la vacunación . La vacuna del tétanos suele administrarse a los niños, en las campañas de vacunación, junto con la de la tos ferina y la de la difteria. Los síntomas de que un recién nacido está infectado con el tétanos son idénticos a los del adulto. Aparece a las pocas horas de nacer, cuando su mandíbula y sus músculos faciales se contraen. A continuación sobrevienen los espasmos musculares y finalmente el bebé fallece asfixiado, tras ser atacados sus pulmones por la mortífera bacteria.Además de la profilaxis de la vacuna, la ciencia explora otros caminos para terminar con esta bacteria. Así un grupo de investigadores argentinos del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR) ha descubierto que los azúcares simples (glucosa, fructosa y galactosa) inhiben la capacidad de movimiento de la bacteria, y que los fosfatos anulan su capacidad de esporulación. El proyecto está siendo desarrollado también por científicos estadounidenses de la Universidad de Oregón, tras estudiar desde el año 2000 la regulación de esporas de esta familia de bacterias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad