publicidad

Estimular sí, exagerar no

Estimular sí, exagerar no

La estimulación ayuda a los pequeños a aprender más y más temprano. Conoce más sobre la estimulación de los bebés aquí.

De acuerdo con diversos estudios, el cerebro del bebé es como una esponja capaz de absorber conocimiento a unas velocidades y con una capacidad deslumbrantes.

El doctor William Fifer, profesor de la Universidad de Columbia, en Nueva York, encontró que el aprendizaje toma lugar incluso antes del nacimiento, en el útero de la madre.

Hay que recordar que el útero es el ambiente apropiado para el desarrollo y adaptación del ser humano. La doctora Janet DiPietro, profesora asociada de la Universidad John Hopkins de Baltimore, dice que existe un ambiente prenatal que provee la madre y en el cual la naturaleza influye sobre el feto incluso antes del nacimiento.

Frenesí por la estimulación temprana

Estas nuevas investigaciones que sugieren que el feto puede sentir, soñar e incluso disfrutar de la música o de una lectura, han provocado un frenesí por la estimulación temprana.

Incluso ya el estado de Georgia distribuye en todos los hospitales álbumes de música clásica a las nuevas madres y en la Florida se han impuesto las sesiones de música clásica en todos los centros estatales de cuidado para niños y programas educacionales.

¿Quiere decir esto que en este afán por lograr un mejor lugar en la sociedad los padres deben estimular a sus hijos a una edad cada vez más temprana? Quizá no tanto como se pensó. El hecho de que el feto pueda reconocer la voz de su madre entre una multitud o que puede sentir el sabor de las comidas o reaccionar a sonidos fuertes no significa, según dicen algunos expertos, que debemos acelerar su desarrollo.

publicidad

Aunque muchos padres aseguran que tras hablarle al feto o jugar con la linterna o hacerle escuchar a Mozart antes de nacer ha hecho a sus hijos más inteligentes, coordinados y socialmente adaptados, los científicos mismos se mantienen escépticos acerca de estos resultados.

Ni siquiera se puede afirmar la efectividad de dicho conocimiento, afirma William Filer, Ph.D., de la Universidad de Columbia. "Como nadie puede saber cuándo el feto está dormido o despierto, pincharlos con el dedo o ponerles audífonos en el abdomen de la madre puede cambiar sus patrones naturales de sueño. Nadie molestaría a un recién nacido en su cuna o le pondría un parlante al lado, entonces, ¿por qué hacerlo con un feto?". La estimulación sensorial del feto puede provocar extraños patrones de adaptación más adelante.

La pregunta no es tanto si la estimulación sirve sino, más importante aún, si es segura. Los padres que desean fomentar más el desarrollo mental de sus hijos deben asegurarse de que este ambiente prenatal esté libre de estrés y limpio de drogas. Esa es una mejor garantía de sus posibilidades de adaptación a la vida. Además, muchos años quedan por delante para continuar con la labor educativa como padres.

publicidad
publicidad
publicidad
Ana Patricia llegó lista para hacernos reír con un par de chistes de su repertorio, y tenemos la reacción de su hija Giulietta al escucharlos.
El hijo de Lourdes Stephen por fin dijo ‘mamá’ y la periodista no pudo controlar la emoción, ¿Qué consejos le dio la Dra. Nancy?
Con el nacimiento de su futuro nieto a la vuelta de la esquina, a Maribel Guardia le haría muy feliz que el bebé siga los pasos musicales de sus abuelos paternos.
Aunque todavía no tienen ni un año de casados, Aislinn Derbez y su esposo Mauricio Ochmann ya desean convertirse en padres tan pronto como sea posible.