publicidad

El estrés dañaría el cerebro del bebé

El estrés dañaría el cerebro del bebé

El estrés puede causar daños "devastadores" en el cerebro de los bebés desde su fase embrionaria hasta los primeros años de vida.

La alarma la lanzó el psiquiatra estadounidense Martin Teicher, de la Harvard Medical School, que aseguró que un 20 por ciento de niños y adolescentes están afectados por algún tipo de enfermedad cerebral, una cifra que puede aumentar a más del 50 por ciento para el 2020.

Detrás de estas enfermedades está a menudo el estrés, aseguró Teicher, que advirtió de que en ocasiones este mal se puede constatar incluso en la fase embrionaria, con consecuencias "desastrosas" para el cerebro.

Un equipo de investigadores dirigidos por el psiquiatra ha realizado varios estudios en los que ha comprobado las nefastas consecuencias del estrés sobre animales, pero "existen evidencias también sobre el hombre", aseguró Teicher.

Dichos experimentos "han mostrado que el estrés prenatal y posnatal, causado por ejemplo por la negación de afecto materno, influyen notablemente en el desarrollo del cerebro", explicó.

Así, las pruebas permitieron comprobar que la falta de atención materna tiene, a largo plazo, efectos concretos sobre el desarrollo de la estructura límbica del cerebro, el de la neocorteza y el de algunas partes del cerebelo.

Teicher hizo hincapié en la necesidad de que los progenitores muestren cariño al bebé a través de gestos y caricias, ya que ello "contribuye de modo fundamental a la capacidad que éste tendrá cuando crezca para reaccionar al estrés en la vida futura".

publicidad

"Por el contrario -continuó- los bebés abandonados o dejados de lado por sus madres muestran respuestas excesivas e irregulares al estrés", además de disfunciones neuronales "que en la edad adulta pueden llevar a depresión y estrés postraumático".

El consejo del psiquiatra fue claro: es necesario "jugar con los hijos, animarles y motivarles; el exceso de reproches no es nunca positivo, aunque provenga de la voluntad de educar mejor al niño".

"La sensación que tiene el niño de ser desatendido no está tan ligada a la cantidad de tiempo que se pasa con él, sino a la sintonía que se crea entre madre e hijo en los momentos en los que están juntos", concluyó.

El II Congreso Internacional sobre el cerebro humano, organizado por la Fundación Santa Lucía, se celebra en la capital italiana hasta el próximo sábado y cuenta con la presencia de científicos como la Premio Nobel de Medicina Rita Levi Montalcini.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad