publicidad

El bebé en el cuarto mes de embarazo

El bebé en el cuarto mes de embarazo

Hasta este mes puede que hayas mantenido tu embarazo en secreto, pero pronto tu útero se habrá expandido y las señales como el movimiento aparecerán.

Hasta este mes puede que hayas mantenido tu embarazo en secreto, pero pronto tu útero se habrá expandido lo suficiente (unas 4 pulgadas, como para revelarse debajo del ombligo).

El cuerpo de tu bebé está creciendo ahora más rápidamente en comparación con su cabecita, de modo que sus proporciones empiezan a semejar las que ves en un recién nacido. Tiene el cuello suficientemente largo como para levantar el mentón del pecho. Sus piernas han crecido casi tanto como sus brazos, y el abdomen tiene la capacidad suficiente como para que los intestinos calcen debidamente en su interior a medida que crecen.

Tu bebé se está rellenando con la acumulación paulatina de tejido graso. A medida que crece el cuerpo de tu bebé, también lo hacen sus músculos, lo que significa que puede empezar a flexionar los brazos y piernas que pocas semanas antes no eran más que bultos. En sus deditos se le han empezado a formar las uñas, pero serán blandas hasta el parto. En sus manos se están formando las espirales y protuberancias que formarán las huellas digitales únicas de tu bebé.

El hígado empieza a producir bilis, que es necesaria para la digestión. Hacia mediados de este mes tu bebé alcanza otro hito de su desarrollo cuando sus órganos sexuales externos se diferencian inequívocamente en masculinos o femeninos. Hasta ahora, en ambos sexos, los genitales eran poco más que un bultito junto a una hendidura entre las piernas. El bulto se convierte en el pene en los varones y en el clítoris en las hembras. La hendidura se fusiona para convertirse en el escroto en los varones y se mantiene abierta para formar las paredes vaginales femeninas.

publicidad

Cambios en la apariencia del feto

Las características faciales también se van diferenciando, y se desarrollan bien la nariz, el mentón y los labios. Los párpados se terminan de formar y se cierran sobre los ojos, que pueden reaccionar a los cambios en la intensidad de la luz. Los dientes crecen debajo de las encías del bebé, aunque no aparecerán hasta varios meses después del nacimiento. A medida que crece la cabeza del pequeño, las orejas se han ido desplazando al lugar que les corresponde a los costados. Se forman los tímpanos y los huesos del oído medio, y pronto el bebé empezará a oír y a reaccionar al mundo ruidoso del útero (entre los sonidos más intensos que puede oír: el estruendo del estómago de la mamá, el flujo de la sangre por las venas y arterias de la madre así como los latidos de su corazón).

En este mes y el próximo empieza a crecer el vello en el cuerpo del bebé. Crecen las cejas y un vello muy fino y suave, llamado lanugo, le cubre el cuerpo y el rostro en característicos remolinos. Aunque algunos recién nacidos conservan un poquito de lanugo, por lo general éste desaparece antes del nacimiento.

Durante este mes el crecimiento del bebé es notable, el feto mide ahora 12.5 centímetros (5 pulgadas) de largo y pesa casi 115 gramos (4 onzas), apenas como para acunarlo en la palma de tu mano. Los delicados deditos de sus manos y pies lo revelan sin lugar a dudas como un feto en el cuarto mes. La piel es tan delicada que deja traslucir los huesos. En realidad todavía no son huesos sino un cartílago más suave, que permite al bebé mayor flexibilidad mientras da volteretas en el útero y finalmente cuando se desliza por el canal de parto al nacer. Los huesos no se fortalecerán hasta después del nacimiento.

publicidad

El feto flota sin esfuerzo en el saco amniótico, donde recibe nutrientes y oxígeno mediante el sólido cordón umbilical. Los brazos y piernas, tan cortos unas semanas antes, han crecido lo suficiente como para tocarse entre sí. El feto es delgado porque los nutrientes han sido utilizados para el funcionamiento de órganos, huesos y músculos. Pero en los meses siguientes, una cantidad significativa de los nutrientes que reciba irán depositando capa tras capa de grasa bajo la piel y redondeando sus proporciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad