publicidad
Robert Griffin III y Mike Shanahan cada vez se alejan más (AP-NFL).

Robert Griffin III pidió a Redskins no mostrar sus malas jugadas

Robert Griffin III pidió a Redskins no mostrar sus malas jugadas

De acuerdo a reportes, Robert Griffin III habría pedido que los Redskins no mostraran sus malas jugadas en reuniones.

Robert Griffin III y Mike Shanahan cada vez se alejan más (AP-NFL).
Robert Griffin III y Mike Shanahan cada vez se alejan más (AP-NFL).

Robert Griffin III y Mike Shanahan están intentando aclarar sus diferencias dentro de las instalaciones de los Washington Redskins.

El quarterback y su entrenador se reunieron poco después del partido de la semana 11 para tratar de poner en claro los problemas luego de que pareciera que RGIII usara como pretexto a sus entrenadores diciendo que los Philadelphia Eagles sabían las jugadas que enviarían, según reportó Ian Rapoport de NFL Media. Rapoport añadió que había un “aire de optimismo” tras la reunión.

El columnista de NFL Media Michael Silver reportó durante ese segmento, sin embargo, que RGIII ha expresado insatisfacción con Shanahan.

“Esto podría llegar a su punto álgido”, dijo Silver. “Dentro de las instalaciones, hablamos con gente familiarizada con la situación, ellos perciben a RGIII como algo inseguro, específicamente sobre Kirk Cousins, que podría ser una de las razones por las que RGIII está tan ansioso por volver. En Baylor no se veían las malas jugadas de RGIII en las reu iones. Fuentes familiarizadas con la situación dijeron que pidió a los Redskins que hicieran lo mismo. Hasta este punto el equipo se ha reusado”.

publicidad

Shanahan respondió rápidamente al reporte.

“Eso es completamente falso. Robert no haría eso”, dijo Shanahan a Mike Jones del Washington Post. Shanahan denotó que no divulga conversaciones personales, pero quería aclarar las cosas luego de percibir un “asesinato del carácter” de Griffin.

La controversia inicial en la semana surgió de la percepción de que algunos jugadores de Redskins querían que Griffin se hiciera más responsable por los problemas del equipo. Una petición de no ser cuestionado por sus malas jugadas aumentaría la creencia de que hay descontento en el vestidor, aún si todos lo niegan.

Griffin a veces ha estado a la defensiva cuando ha hablado con los medios en esta temporada y el reporte de Silver apoya la idea de que podría tratarse más que de una percepción.

La situación no desaparecerá pronto, sin importar cuando intenten Shanahan y Griffin apagarla. Al final, el dueño Dan Snyder tendrá que decidir si la relación entre su mariscal franquicia y su entrenador es rescatable o si el divorcio con Shanahan es lo mejor para todos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad