publicidad
Pierre Garcon ha tenido números bajos porque la productividad del equipo no ha sido ni la sombra del año pasado (AP-NFL).

Pierre Garcon: Los Redskins han sufrido con el juego aéreo

Pierre Garcon: Los Redskins han sufrido con el juego aéreo

Pierre Garcon, receptor de los Washington Redskins, aceptó el mal desempeño del juego aéreo de su equipo y espera que puedan mejorar.

Pierre Garcon ha tenido números bajos porque la productividad del equipo...
Pierre Garcon ha tenido números bajos porque la productividad del equipo no ha sido ni la sombra del año pasado (AP-NFL).

La lógica sugería que los Washington Redskins encontrarían una manera de mover el balón por el aire el domingo en contra de la débil defensiva aérea de los Denver Broncos, pero eso no sucedió.

Robert Griffin III produjo su promedio más bajo con 45.4 y no se vio bien lanzando el balón durante la derrota 45-21. Denver mantuvo al mariscal de los Redskins con 132 yardas y lo interceptaron en dos ocasiones.

Cuestionado sobre los problemas de Washington en el aire, el receptor Pierre Garcon le dio la vuelta a la pregunta.

“Hemos tenido problemas con los pases todo el año a decir verdad. ¿Ustedes que piensan?”, les preguntó a los reporteros tras el juego, según Grant Paulsen de WJKF-FM. “… Yo solo puedo correr las rutas, tratar de ganar espacio. Eso es todo lo que puedo hacer”.

publicidad

Los equipos han conseguido 380.6 yardas por aire contra Denver, pero Washington no sacaron ventaja de eso.

“No importa (como estés jugando)”, dijo Garcon. “Si eres malo pasando, eres malo pasando…Tenemos que resolverlo”.

Garcon aclaró que su problema era con el sistema, no con su mariscal, pero seamos honestos: El segundo año de RGIII ha sido un camino complicado.

Su porcentaje de pases completados, porcentaje de pases y yardas por tierra por juego han sido un retroceso de lo que consiguió durante su explosiva campaña como novato. Hace un año, RGIII tenía 20 anotaciones y solo cinco intercepciones. Sus nueve anotaciones y ocho intercepciones de este año hablan de un mariscal promedio.

Nadie esperaba milagros de un jugador que venía saliendo de una cirugía de rodilla, pero es sorprendente ver que la puntería de Griffin haya caído tanto. También está atado a una de las peores defensivas de la NFL, una unidad que tiene a su ofensiva jugando con desventaja y que ha puesto a Griffin contra la esquina y todavía no lo ha ayudado a salir de ahí.

Seguimos esperando que lo hagan.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad