publicidad
Brian Orakpo se perderá el resto de 2012 por lesión de pectoral (AP-NFL).

Brian Orakpo, Adam Carriker se perderán el año por lesión

Brian Orakpo, Adam Carriker se perderán el año por lesión

Los Washington Redskins sufrieron la pérdida del estelar apoyador Brian Orakpo por el resto de 2012.

Brian Orakpo se perderá el resto de 2012 por lesión de pectoral (AP-NFL).
Brian Orakpo se perderá el resto de 2012 por lesión de pectoral (AP-NFL).

Una temporada que arrancó de manera prometedora para los Washington Redskins ha dado un giro cruel por las lesiones de Brian Orakpo y Adam Carriker a la defensiva.

¿Crees que Redskins mantendrá el buen nivel? Opina en los foros de la NFL.

El entrenador de los Redskins Mike Shanahan confirmó un día después del partiddo de la semana dos que Orakpo, su apoyador externo estrella, se desgarró el pectoral izquierdo en la derrota 31 a 28 a manos de los St. Louis Rams.

Carriker, ala defensiva de sexto año, sufrió un desgarre de tendón de cuádriceps y no volverá a jugar en 2012. Ambos jugadores se someterán a cirugía antes de la semana tres.

La noticia es especialmente dolorosa para Orakpo, cuya temporada 2011 se vio frustrada por una lesión similar. El jugador se agravó la lesión del músculo pectoral de nuevo durante la pretemporada y nunca lució completamente saludable.

publicidad

Los problemas de la semana dos se consideraron originalmente una situación que se evaluaría semana a semana, pero los Redskins deben ahora seguir adelante sin su jugador más dinámico al momento de presionar al pasador.

“Él puede hacerlo todo”, dijo Shanahan de Orakpo. “Él es todo lo que buscas en un apoyador de Pro Bowl”.

Shanahan, forzado a seguir adelante, nombró al liniero defensivo suplente Chris Baker y al miembro del equipo de prácticas Doug Warthington como candidatos para tener un papel más grande durante la ausencia de Carriker.

Rob Jackson y Chris Wilson pelearán por más tiempo como apoyadores externos, pero la pérdida de Orakpo es un descenso de calidad sustancial.

Se trata de una pérdida devastadora para los Redskins, que ahora tendrá que recoger los restos de sus siete frontales luego de haber caído agónicamente ante los Rams.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad