publicidad
Canetti fue superior a Beltrán, pero los jueces no vieron lo mismo.

Guido Canetti: 'Más robado no pudo ser'

Guido Canetti: 'Más robado no pudo ser'

Ni el más optimista de los miembros del equipo de Caín Velásquez hubiera esperado un fallo semejante. Luego de un intenso dominio de Guido Canetti.

Canetti fue superior a Beltrán, pero los jueces no vieron lo mismo.
Canetti fue superior a Beltrán, pero los jueces no vieron lo mismo.

LAS VEGAS - Ni el más optimista de los miembros del equipo de Caín Velásquez hubiera esperado un fallo semejante. Sin embargo, luego de un intenso dominio de Guido Canetti sobre Marco Beltrán, los jueces indicaron que el triunfo sería para el mexicano en una polémica decisión dividida. Un punto de descuento terminó de perjudicar al argentino, pero él mismo sabe que aún así merecía irse con una sonrisa del octágono. “Lo tuvieron que ayudar para llevarlo al rincón porque ni se podía mover. Más robada no pudo ser”, comentó, con un enojo absoluto, el integrante del elenco de Werdum.

Ya más relajado aunque manteniendo la bronca que vivió inmediatamente después del fallo, Canetti hizo su análisis del combate: “Marco tuvo la suerte que no tuvo ningún peleador conmigo de pasar el primer round. Es aguerrido y de mucho corazón, pero se demostró en la pelea la superioridad que tengo con él. No sé por qué los jueces le dan la victoria si termina noqueado sin poder levantarse. Toda la pelea la llevé yo. Fue la más despareja del TUF”.

publicidad

En una contienda controvertida, la mayor polémica se dio en el primer round. Con Beltrán en el piso y sin ánimo de levantarse, Guido buscó patear su costilla, aunque éste se cubrió y la patada terminó dando en la cabeza del mexicano. Golpe ilegal. El árbitro dijo entender que no había intención, pero igual le descontó un punto al argentino. “Se tiró como en el fútbol cuando simulan un penal, algo antideportivo y de maricón. No lo podía entender. Como él no podía caminar a su rincón tendrían que haber parado la pelea. No sé cómo los jueces decidieron que el primer round era 10-8 si le pegué de todos lados. Se lo dieron por 30 segundos de dominio. Hasta Dana White se dio cuenta. En ese momento las tarjetas me cayeron como un baldazo de agua fría”, explicó.

De todas formas, Canetti sabe que dejó una buena imagen frente a los ojos de los promotores del UFC y aseguró que le costó mucho superar el hecho de estar aislado de sus seres queridos: “Beltrán no me podía ganar nunca en la vida. Tenía una gran carga mental que me ponía muy sacado y no podía hacer las cosas bien. No sirvo para estar encerrado”.

Por último, pronosticó que el dolor sanará y que se imagina próximamente con una oportunidad en la máxima promotora de artes marciales mixtas. “Que me la hayan dado perdida fue un puñal en el corazón. No pude lograr el sueño que tenía pero eso no me sacó fuerzas y al otro día me levanté para entrenar de la misma forma”, cerró.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad