publicidad

Euforia en el Atlético, que destaca el esfuerzo y sufrimiento logo-depor... Euforia en el Atlético, que destaca el esfuerzo y sufrimiento logo-depor...

UEFA Champions League

Los jugadores del Atlético celebran su segunda final en 3 años.

Euforia en el Atlético, que destaca el esfuerzo y sufrimiento

Euforia en el Atlético, que destaca el esfuerzo y sufrimiento

Los jugadores del Atlético no temen a nadie en la final.

Los jugadores del Atlético celebran su segunda final en 3 años.
Los jugadores del Atlético celebran su segunda final en 3 años.

El esloveno Jan Oblak, portero del Atlético de Madrid, declaró, tras la clasificación para la final de la Liga de Campeones con una derrota ante el Bayern (2-1), que tuvo "suerte" en el penalti parado a Thomas Müller y destacó que todo el equipo estuvo "muy bien" sin entrar a valorar su actuación individual.

"Creo que todo el equipo estuvo muy bien. La primera parte menos bien, pero la segunda reaccionamos y marcamos un gol", explicó en declaraciones a 'Atresmedia', en la que repasó su parada al penalti de Müller: "Lo paré, pero siempre no es así. Hoy tuve suerte y lo paré. Fue sólo una ocasión y lo que importa es todo el partido".

publicidad

"Su primer gol también fue por suerte de ellos. El balón pasó, tocó en Giménez y me cambió un poco de lado. No me importa este gol, porque pasamos. Sabíamos que iba a ser muy difícil. Tampoco teníamos una gran ventaja, 1-0 en casa, el Bayern es un equipo muy grande, tiene jugadores impresionantes adelante y pueden marcar en cualquier segundo del partido. Sabíamos que iba a ser así", concluyó.

Fernando Torres reconoce superioridad del Bayern

Fernando Torres remarcó que no le "importa" quién sea el rival en la final de la Liga de Campeones, sino ser "campeones", y valoró el "partido de sufrir mucho" de su equipo en el Allianz Arena, donde la lucha "ha merecido la pena" con la clasificación.

"Ha sido un partido de sufrir mucho. Nos hemos visto desbordados por un gran equipo en muchas fases del partido y al final, sufriendo y luchando, como siempre, ha merecido la pena", declaró a 'Atresmedia' al término del encuentro de vuelta de las semifinales de la máxima competición europea frente al Bayern en Múnich.

"No encontrábamos la manera de presionarles arriba como queríamos", repasó del primer tiempo, del que opinó que su equipo dio un "paso atrás", y añadió: "Ha sido un asedio constante y es lo que ha cambiado en el segundo tiempo. No teníamos nada que perder y el gol de Griezmann nos ha dado más tranquilidad".

publicidad

"Hemos tenido un camino muy complicado (hasta la final). Eso nos hace fuertes, nos hace ver que podemos estar a ese nivel. Queda un partido, el más importante, y podemos escribir esta nueva historia. Nosotros queremos ser campeones. No me importa el rival. Este equipo está preparado para jugar con cualquiera. Que venga el que lo merezca mañana (en el duelo Real Madrid-Manchester City)", dijo.

También resaltó la actuación del portero esloveno Jan Oblak: "No le vamos a descubrir ahora. Es el portero con los mejores números de Europa, fundamental para nosotros y todo lo que le pase es poco. Se merece todo esto y más".

Filipe Luis: "Un partido épico"

El brasileño Filipe Luis destacó que su conjunto hizo "un partido épico, que queda para la historia", frente al Bayern Múnich, "un equipazo, quizá el más difícil" de esta edición de la competición.

"Sé que la fiesta en el vestuario ha sido grande. Creo que tenemos que ser muy prudentes, estamos en una final y queremos ganarla, queremos el trofeo, soñamos con él. Es un paso increíble. Hemos eliminado a un 'equipazo', quizá el más difícil de toda esta Liga de Campeones. A ver si podemos hacer una gran final en Milán", explicó en declaraciones a 'Atresmedia' después del encuentro.

"Es quizá el equipo más complicado, porque tienen muchos recursos. Aguantamos muy bien. Sabíamos que siempre estaríamos en el partido con un gol nuestro. Hemos logrado marcarlo. Sé que el fútbol a veces es injusto para equipos que juegan tan bien como el Bayern o el Barcelona, pero ésta también es una manera de jugar y estamos merecidamente en la final", continuó.

publicidad

"Simeone lo dijo ayer. Yo no juego para agradar a nadie, sino para ganar. Tenemos que ganar. El objetivo siempre es ganar. Se nota mucho que todo el mundo lucha por el compañero, sufrimos todos juntos y al final se consigue por estos partidos épicos, que quedan para la historia. Eliminar al Bayern no es fácil", añadió.

Filipe, que insistió en que "siempre hay que sufrir", pensó que "nunca volvería" a una final de la Liga de Campeones tras la de 2014. "He vuelto. A ver si podemos cambiar la historia y entrar en esa inmortalidad para el Atlético de Madrid", declaró Filipe, que no expresó ninguna preferencia por el rival el 28 de mayo en Milán.

"Ahora no podemos elegir, los dos que están ahí (Real Madrid y Manchester City) tienen grandísimos jugadores. Son mejores que nosotros individualmente. Tenemos que seguir en esta misma línea, sufriendo y luchando. El Madrid, sin ninguna duda, es el equipo más fuerte", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad