publicidad
Serena Williams con su sexto trofeo de Wimbledon.

Serena Williams hace historia al ganar ante Muguruza su sexto Wimbledon

Serena Williams hace historia al ganar ante Muguruza su sexto Wimbledon

Serena Williams, ganó su sexto Wimbledon al derrotaren la final a Garbiñe Muguruza

Serena Williams con su sexto trofeo de Wimbledon.
Serena Williams con su sexto trofeo de Wimbledon.

La número uno del tenis mundial, la estadounidense Serena Williams, ganó su sexto título en Wimbledon (su 21er Grand Slam), al derrotar este sábado en la final a la española Garbiñe Muguruza por un doble 6-4.

La pequeña de las hermanas Williams, de 33 años, está a un solo título de Grand Slam del récord que tiene la alemana Steffi Graff (22) y podría ganar los cuatro grandes en un mismo año si se impone en septiembre en el Abierto de Estados Unidos.

Serena disputaba este sábado su 25ª final en un Grand Slam, con un índice de éxito del 84%. Ninguna otra jugadora en la historia presenta números similares: Graff perdió 9 finales de 31 y la australiana Margaret Court, poseedora del récord absoluto de títulos 'grandes' (24), perdió cinco finales.

Desde que es entrenada por el francés Patrick Mouratoglou, en Wimbledon-2012, Serena no ha perdido ninguna final en un torneo grande y ha ganado ocho.

Este sábado, pese a un rendimiento irregular y a graves problemas con su servicio (ocho dobles faltas y sólo un 54% de bolas al primer servicio), la estadounidense volvió a marcar diferencias gracias a su potencia y a una mentalidad sin igual.

Superada al inicio del partido, Muguruza llego a dominar por 4-2, pero entonces se puso en marcha la maquinaria norteamericana y arrolló a la española, ganando el primer parcial y colocándose 5-1 en el segundo.

publicidad

Cuando parecía tener todo perdido, con dos 'breaks' en contra, Muguruza, que a sus 21 años disputaba su primera final en un grande, reaccionó y recuperó los dos servicios, aunque acabó inclinándose por 6-4, víctima de sus propios errores en los momentos decisivos.

Muguruza, por lo tanto, no se convierte en la segunda jugadora española en ganar en el templo londinense (después de que Conchita Martínez lo hiciese en 1994), aunque podrá consolarse con un salto en el ránking femenino, ya que a partir de este lunes formará parte por primera vez en su carrera en el Top-10.

"Lo he disfrutado mucho. No tengo palabras para decir lo que siento. Estoy orgullosa de estar aquí (...) Una final de Grand Slam es un sueño", fue de lo poco que acertó a decir la española antes de romper a llorar en el podio, no sin antes felicitar a su rival.

Serena, por su parte, se mantendrá número uno, una posición que no abandona desde febrero de 2013.

"Me siento tan bien. Garbiñe jugó bien. Ni siquiera sabía cuándo se acabaría (el partido) porque estuvo luchando hasta el final. Ella ganará este trofeo pronto, muy pronto", dijo la norteamericana con respecto a la española.

Sobre el partido, Serena explicó: "Garbiñe ha empezado jugando realmente bien y tenía que concentrarme en mantenerme en el partido, a trabajar duro".

publicidad

"Estoy contenta, fue un gran partido", añadió la ganadora tras recibir el trofeo. "Me divierto tanto en la pista. Cada día es un placer estar aquí, jugando y ganando Wimbledon".

Además de por sus títulos, Serena pasa a la historia como la tenista de más edad en ganar un Grand Slam y en ganar consecutivamente los cuatro grandes desde que ella misma lo lograse en 2002-2003.

Si gana el US Open en septiembre, marcará otro hito al ganar los cuatro títulos grandes del circuito en una misma temporada, algo que no se logra en el circuito femenino desde que lo hiciese Steffi Graff en 1988.


ll/gv/mcd

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad