publicidad
El suizo nunca ha podido coronarse en el Masters de Paris y esta podría ser una buena oportunidad.

Roger Federer quiere ganar el Masters de Paris por primera vez en su carrera

Roger Federer quiere ganar el Masters de Paris por primera vez en su carrera

El suizo Roger Federer quiere aprovechar que este año llega a la capital francesa con menos partidos que otros años para imponerse en el Masters 1.000 de París Bercy, uno de los tres de esta categoría que falta en su palmarés.

El suizo nunca ha podido coronarse en el Masters de Paris y esta podría...
El suizo nunca ha podido coronarse en el Masters de Paris y esta podría ser una buena oportunidad.

París - El suizo Roger Federer quiere aprovechar que este año llega a la capital francesa con menos partidos que otros años para imponerse en el Masters 1.000 de París Bercy, uno de los tres de esta categoría que falta en su palmarés.

"Me encantaría ganar este torneo. He venido muchas veces pero nunca he llegado a la final", aseguró el helvético que aterrizó en París con el trofeo de Basilea bajo el brazo.

El título logrado este domingo fue un triunfo en casa que puso fin a varias semanas de sequía provocadas por pequeños problemas físicos, algo bastante anormal en el jugador suizo.

"Nada importante, muchas pequeñas cosas", señaló en París, donde dijo que estaba plenamente recuperado.

publicidad

Federer afronta con buen espíritu este torneo, que hasta ahora le ha sido esquivo. "En los primeros años me costaba jugar bien aquí, un poco parecido a lo que me sucedía en Roland Garros. La pista no me parecía agradable, quizá porque las gradas no son suficientemente verticales", aseguró

Además, el suizo solía llegar a París con muchos partidos en sus piernas, mientras que este año ha disfrutado de un reposo, hasta participar en Basilea.

"Es decepcionante no lograr un torneo en pista cubierta, que creo que es donde mejor tenis hago", agregó.

Federer llega esta vez a París con el cartel de favorito, porque el serbio Novak Djokovic no parece atravesar un buen momento de forma y el español Rafael Nadal ha preferido renunciar para preparar el torneo de Maestros en Londres y la final de la Copa Davis en Sevilla.

Pero el suizo, siempre prudente, prefirió trasladar la presión del favoritismo al británico Andy Murray, que llega a la capital francesa como número tres del mundo -Federer es el cuatro- y tras haber completado una gran gira asiática.

Si finalmente logra la victoria, Federer se convertiría en el segundo tenista en levantar los dos trofeos de París, Roland Garros y Bercy, algo que hasta ahora sólo ha conseguido el estadounidense André Agassi.

Entretanto, el suizo habla del cargado calendario y asegura que es difícil que los tenistas tengan una respuesta común.

publicidad

"Hace por lo menos diez años que estamos hablando de esto. Es difícil hacer una huelga, tendríamos que estar todos de acuerdo. Debe ser el último recurso. Yo creo que con sentido común podemos resolver muchos problemas en nuestro deporte", afirmó.

El suizo apunta al ejemplo de la NBA para asegurar que tensar la cuerda tiene sus riesgos.

"Sería dejar de hacer lo que más nos gusta, decir que no vamos a disputar Wimbledon o el Abierto de Estados Unidos. Hay que pensárselo mucho antes de tomar una decisión así", indicó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Premios Lo Nuestro