publicidad
Federer y Del Potro se saludan luego del su partido.

El Masters verá un nuevo episodio del duelo legendario Nadal-Federer

El Masters verá un nuevo episodio del duelo legendario Nadal-Federer

La rivalidad legendaria entre el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer tendrá un nuevo episodio en el Masters de Londres.

Federer y Del Potro se saludan luego del su partido.
Federer y Del Potro se saludan luego del su partido.

La rivalidad legendaria entre el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer tendrá un nuevo episodio en el Masters de Londres, después de la victoria del segundo sobre el argentino Juan Martín del Potro este sábado.

Federer venció por 4-6, 7-6 (7/2) y 7-5 en un partido en que fue a remolque del argentino, siete años más joven --32 y 25 años, respectivamente.

El suizo, sexto jugador del mundo, y Nadal, primero, jugarán su semifinal el domingo a partir de las 14H00 GMT.

La otra semifinal de este torneo que cierra la temporada reuniendo a los ocho mejores del mundo durante el año la disputarán el serbio Novak Djokovic (2) y el suizo Stanislas Wawrinka (7), a partir de las 20H00 GMT.

"Lo primero es recuperarme", dijo Federer tras el partido ante Del Potro. "La recuperación es más mental. Si el cuerpo duele o está cansado, es secundario".

publicidad

Ante Nadal, "tengo que verme más como el débil, por las circunstancias, por su temporada y la mía", agregó Federer, que ha ganado solamente un torneo en 2013 contra 10 del español.

Ambos se han enfrentado en 31 ocasiones, con un saldo de 21 a 10 favorable al mallorquín, que se convirtió sin duda en 'la bestia negra' del tenista más laureado de la historia.

Nadal, de 27 años, tiene 13 títulos del Grand Slam -un Abierto de Australia, ocho Roland Garros, dos US Open dos Wimbledon-, cuatro menos que el récord de Federer, pero nunca ha ganado este torneo sobre cancha sintética, que cierra la temporada reuniendo a los ocho mejores del año.

Su duelo más recordado es la final de Wimbledon-2008, calificada en su momento como el mejor partido de la historia, con victoria para Nadal por 6-4, 6-4, 6-7(5), 6-7(8) y 9-7, en casi cinco horas de tenis extraordinario.

Sin embargo, la semifinal de Londres se disputa en terreno más propicio para Federer, una cancha sintética y cubierta, en la que ha derrotado cuatro veces al español y donde no hay esos elementos distorsionadores -sol, nubes, viento- que acompañaron la formación de Nadal en las canchas de arcilla.

"Me gusta el brillo del sol", dijo Nadal al preguntársele por qué las canchas como la de Londres le son desfavorables.

Jugar en pista cubierta "es un poco diferente". "La sensación de la bola en la raqueta es diferente. El sonido es diferente. Todas esas cosas pequeñas te hacen sentir un poco extraño", agregó.

publicidad

En cuanto al partido entre Del Potro y Federer, fue el del contraste entre sus tipos de juego. El argentino, con sus casi 2 metros, es una catapulta. No son sólo sus servicios -el primero supera sistemáticamente los 210 km-, también sus golpes de derecha provocan el mismo desamparo a sus rivales.

Ante un juego semejante, la veteranía podría ser un lastre, no un grado. Sin embargo, Federer es paciente. Sigue jugando como la seda, sus servicios son efectivos con mucha menos velocidad, sube a la red con frecuencia -anotó casi el doble de puntos que el argentino desde la divisoria- y cuando logra la iniciativa rara vez se le escapa el punto.

Del Potro se puso 5-1 en el marcador en el primero y a punto estuvo de ver como Federer le alcanzaba (tuvo dos bolas de quiebre para ponerse 5-5).

El segundo fue para Federer, que logró sobreponerse a un 3-1 y vencer en el juego de desempate por 7-2.

Del Potro parecía tener encarrilado el tercer set -y el partido- al ponerse 3-0, pero entre momentos de tenis excelente, el suizo se recuperó.

"Estoy un poco decepcionado con mi partido de hoy. Creo que tuve dos oportunidades de ganarlo. Cuando rompí su servicio en el segundo set y en el tercero", dijo Del Potro en conferencia de prensa.

"Ante Federer y ese tipo de jugadores, una ruptura (de servicio) quizás no significa nada. Tienes que romperles el servicio al menos dos veces como hice en el primer set", agregó.

publicidad

El último partido de la primera fase del Masters lo disputaron este sábado Djokovic y el francés Richard Gasquet, sin nada en juego ya, con victoria del primero por 7-6 (7/5), 4-6 y 6-3.

al/mcd

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad