publicidad
Kim Clijsters tiene la posibilidad de sumar su cuarto Grand Slam.

Clijsters disputará la final del Abierto de Australia ante Li, que echó a Woniacki

Clijsters disputará la final del Abierto de Australia ante Li, que echó a Woniacki

Siete años después, la belga Kim Clijsters alcanzó la final del Abierto de Australia, tras superar a la rusa Vera Zvonareva, y disputará el título a la china Na Li, que batió a la danesa Caroline Woniacki.

Kim Clijsters tiene la posibilidad de sumar su cuarto Grand Slam.
Kim Clijsters tiene la posibilidad de sumar su cuarto Grand Slam.

MELBURNE - Siete años después, la belga Kim Clijsters alcanzó la final del Abierto de Australia, tras superar a la rusa Vera Zvonareva (6-3 y 6-3), a la que ya ha arrebatado el número dos del mundo, y disputará el título a la china Na Li, que batió a la danesa Caroline Woniacki (3-6, 7-5 y 6-3).

Entonces, en el Abierto de Australia del 2004, perdió ante su compatriota Justine Henin, que hace unas horas ha anunciado su retirada definitiva del tenis. En esta ocasión, Clijsters tiene ante sí la posibilidad de sumar su cuarto Grand Slam. El primero al margen del Abierto de Estados Unidos. Ha sido en Nueva York donde la belga ha cosechado sus únicos grandes (2005, 2009 y 2010).

Será la segunda final consecutiva de un Grand Slam para Clijsters, incontestable desde su retorno a la competición, en agosto del 2008.

publicidad

La del Melbourne Park será la novena ocasión en la que la belga puje por un trofeo grande. Cinco derrotas. Pero ninguna después de su retorno, donde no conoce rival.

La rusa Vera Zvonareva se topó de nuevo con Kim Clijsters. La que le dejó meses atrás sin el Abierto de Australia. Ahora vuelve a abrirle paso en el trayecto hacia la final de Australia, adonde llegará la belga con el número dos del circuito amarrado

No hubo puja excesiva en el duelo, resuelto en una hora y trece minutos. Zvonareva no fue capaz de inquietar con su resto los saques de Clijsters, que solo perdió una vez su servicio.

La jugadora belga situó la situación a favor y nunca vio inquietado el triunfo que le da vía libre hacia la final, donde se medirá a la china Na Li, la última que le ha ganado, recientemente en la final del torneo de Sydney.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad