publicidad

Suspendieron indefinidamente al mariscal de campo de los Horn Frogs TCU

Suspendieron indefinidamente al mariscal de campo de los Horn Frogs TCU

Nuevamente el equipo de futbol americano de TCU en el ojo del huracán con el arresto de su mariscal de campo por manejar ebrio.

Lo arrestaron por manejar ebrio

FORT WORTH - Hace dos meses exactamente, el sábado 5 de agosto, el mariscal de campo de TCU, Casey Pachall entró al salón de conferencia de la unidad deportiva de esta universidad. Y frente a los periodistas pidió disculpas por no pasar el examen antidrogas.

Cabizbajo y visiblemente avegonzado casi se comprometió a que no volvería a suceder, "Lamento mucho lo que se ha dicho en los últimos días en torno a mi persona… lo lamento muchísimo de verdad".

Fueron las palabras del quarterback de los Horn Frogs en relación a su consumo de marihuana.

Exactamente dos meses después, Casey Pachall vuelve a estar bajo los reflectores, ahora fue arrestado en Fort Worth por manejar en estado de ebriedad.

Pachall fue detenido después de que presuntamente no se detuvo en una señal de stop en la cuadra 3100 de South University Drive cerca del campus de TCU en Fort Worth.

Un informe de la policía, indica que Pachall  no pasó una prueba del alcoholímetro y fue detenido. Luego fue trasladado a la cárcel de Mansfield.

A través de twitter, se comenta que el Coach Gary Patterson dijo que Casey Paschall ya fue suspendido indefinidamente. Aún falta el comunidado oficial de TCU

“Él no es perfecto y ha aprendido de sus errores”, dijo Patterson aquel 5 de agosto.

 “El equipo no va a ejercer ninguna acción disciplinaria contra Casey… la Universidad lo ayudará mediante programas de ayuda y rehabilitación”  concluyó el entrenador en jefe dando por terminado el asunto.

publicidad

Deportivamente, siguió como mariscal de campo, aparentemente las autoridades académicas lo sancionaron administrativamente. No podían expulsar a su jugador estrella. No podían sentarlo en la banca justamente a unos días del debut en la Big 12, el sueño anhelado de TCU.

Hoy,  el arquitecto de unos de los programas más respetados de fútbol americano universitario de todo el país, anuncia que está suspendido indefinidamente. No habrá una segunda oportunidad.

En febrero, tres jugadores de este quipo fueron expulsados por tráfico de drogas. Un duro gulpe para la tradición deportiva y académica de esta universidad.

"Somos completamente transparentes en el tema de la disciplina", dijo en aquel entonces el Gay Coach Patterson.

Los Horn Frogs de TCU, ascendieron a la Big 12, la división donde se encuentran equipos de gran renombre deportivo como UT, SMU, Iowa State, Kansas, OSU y la Universidd Baylor.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad