publicidad
Sam Bradford ha quedado a deber a la afición de los Rams (AP-NFL).

Los Rams ven bien las pláticas sobre una extensión de contrato

Los Rams ven bien las pláticas sobre una extensión de contrato

Sam Bradford necesita comenzar a subir sus números si pretende conseguir una extensión al menos como la que tiene ahora.

Sam Bradford ha quedado a deber a la afición de los Rams (AP-NFL).
Sam Bradford ha quedado a deber a la afición de los Rams (AP-NFL).

Los aficionados de los St. Louis Rams siguen esperando a que Sam Bradford comience a jugar como una primera selección. No lo ha hecho mal a través de sus cuatro temporadas, pero seguido deja mucho que desear.

Esto amerita la pregunta: ¿Cuándo pensarán los directivos de los Rams en una alternativa?

Afortunadamente, tenemos a Ian Rapoport de NFL Media Insider y al columnista de NFL Media Mike Silver para preguntarles este tipo de preguntas. Rapoport y Silver pasaron un tiempo con el entrenador de los Rams Jeff Fisher, el gerente general Les Snead y el presidente de los Rams Kevin Demoff en St. Louis la semana pasada.

“Hemos decidido que Sam Bradford es nuestro hombre. Si vinieran con nosotros y quisieran hacer una extensión de contrato en este momento, lo haríamos en un minuto”, le dijo Demoff a Silver.

publicidad

El contrato de Bradford termina en 2015. Aún le deben $27 millones durante los próximos dos años, lo cual es mucho dinero para un titular de medio nivel.

Rapoport y Silver reportaron en “NFL Total Access Kickoff” de NFL Network que Bradford no tiene prisa por negociar una extensión. Bradford sabe lo alto que lo tienen los Rams, pero le gustaría esperar a que sus números suban para buscar el tipo de contrato que quiere. (Podríamos argumentar que Bradford no tiene los números para justificar el contrato que tiene ahora)

Si sus números no mejoran este año (y no lo hicieron el jueves en la derrota 35-11 frente a los 49ers, donde Bradford completó 19 de 41 pases para 202 yardas), Rapoport reportó que Bradford jugará otra temporada y lo replanteará en 2014.

Bradford no va a ninguna parte, y no hay presión para renegociar su contrato en el futuro cercano. Se le debe mucho dinero en los próximos dos años, y los Rams claramente están decididos en jugar con él.

En algún punto, Bradford tendrá que jugar como un mariscal de primera para lograr que le paguen como tal. Bradford tiene el tiempo de su lado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad