publicidad
De acuerdo a Mike Glennon los fans de Seattle no descansan ni en una jugada en su presión al rival (AP-NFL).

Mike Glennon: La multitud de Seahawks es ruidosa en todas las jugadas

Mike Glennon: La multitud de Seahawks es ruidosa en todas las jugadas

El quarterback de Buccaneers Mike Glennon pintó la imagen del ruido que habrá en el CenturyLink Field en el Campeonato de la NFC.

De acuerdo a Mike Glennon los fans de Seattle no descansan ni en una jug...
De acuerdo a Mike Glennon los fans de Seattle no descansan ni en una jugada en su presión al rival (AP-NFL).

Los Seattle Seahawks solo han perdido un partido en CenturyLink Field en las últimas dos temporadas en la NFL. Una gran razón detrás de ese éxito es la atmósfera ruidosa e intimidante que crean los fans de Seattle.

Su jugar en el estadio más ruidoso de la NFL es difícil para los quarterbacks veteranos, debe de ser completamente imposible de manejar para un quarterback novato.

El mariscal de los Tampa Bay Buccaneers Mike Glennon dio una experiencia en primera persona de su primer viaje a Seattle a TheMMQB.com.

“Pensé que había jugado en algunas atmósferas ruidosas en la universidad en NC State, pero nada podía haberme preparado para nuestro partido de la semana 9 contra los Seahawks en CenturyLink Field”, escribió Glennon. “En la mayoría de los estadios de la NFL cuando juegas de visitante, el ruido aumenta en tercera oportunidad o cuando sea que estás en la zona roja. Pero, ¿en Seattle? Hay ruido en todas las jugadas, sin importar en qué parte del campo estés”.

publicidad

Glennon estaba comenzando su quinto partido como titular y apenas el segundo como visitante en esa semana.

Durante su excelente vistazo a lo que significa jugar en Seattle, el quarterback explicó que normalmente se necesitan dos o tres segundos para comunicar un cambio de jugada en la línea pero que en Seattle él separaba cinco o seis segundos “para ir a la segura”.

“No hubo otro estadio ese año que se comparara con el ambiente de Seattle”, dijo Glennon. “Jugamos en el Georgia Dome, Ford Field, el Superdome; ninguno de ellos está ni cerca”.

Todo eso fue contra un equipo con marca de 0-7 durante un partido en el que los Seahawks iban perdiendo por mucho desde temprano. Imaginen cómo sonará contra un rival divisional con un viaje al Super Bowl en la línea.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad