publicidad
Si bien Sidney Rice no participó en la temporada del título, su partida se dio en un receso de temporada en el que los Seahawks buscan construir una dinastía (AP-NFL).

Los Seahawks cortaron a Sidney Rice y Red Bryant

Los Seahawks cortaron a Sidney Rice y Red Bryant

Los Seattle Seahawks cortaron al receptor Sidney Rice y a Red Bryant para liberar espacio en el tope salarial en 2014.

Si bien Sidney Rice no participó en la temporada del título, su partida...
Si bien Sidney Rice no participó en la temporada del título, su partida se dio en un receso de temporada en el que los Seahawks buscan construir una dinastía (AP-NFL).

Ahora que terminó la temporada de futbol americano, la temporada de negocios está forzando a los campeones del Super Bowl, los Seattle Seahawks, a tomar decisiones difíciles.

Los Seahawks anunciaron el viernes que el receptor Sidney Rice y el tackle defensivo Red Bryant han sido cortados.

La noticia no resulta una sorpresa. Ian Rapoport de NFL Media reportó que se esperaba que ambos jugadores fueran víctimas del tope salarial.

Luego de una cirugía de ligamento anterior cruzado, Rice tenía un salario programado de $9.7 millones en 2014. Considerando que el número de Percy Harvin en el tope salarial se disparará a $13.4 millones y que Golden Tate es una prioridad de la agencia libre, no había lugar en el presupuesto para Rice, quien fue cortado luego de no aprobar una designación física.

publicidad

Si bien Bryant ha sido un jugador clave para detener la carrera por mucho tiempo, el veterano comenzó a participar en menos jugadas que Brandon Mebane y Tony McDaniel en la rotación de la temporada pasada. El jugador estaba a días de un bono por ser parte del roster de $3 millones que los Seahawks nunca planearon pagar.

Liberar el número de Bryant en el tope salarial de $8.5 millones también ayudará a que el equipo haga un intento serio para traer de vuelta al especialista en presionar Michael Bennett.

Como vimos con el éxodo masivo de estrellas de los Baltimore Ravens en el receso de temporada pasado, estos movimientos pueden ser un alto costo para un equipo que busca defender el Trofeo Lombardi en esta era de tope salarial y agencia libre.

Con los candidatos a Jugador Defensivo del Año Earl Thomas y Richard Sherman en la fila para conseguir lucrativas extensiones, la directiva se está concentrando en mantener a su talentoso núcleo joven intacto.

Si Pete Carroll y John Schneider quieren construir la siguiente dinastía de la NFL, ellos entienden que el primer paso es seleccionar y retener al mejor talento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad