publicidad
Russell Wilson cambió la cara del equipo (AP-NFL).

El Efecto Russell Wilson es evidente en el campamento de los Seahawks

El Efecto Russell Wilson es evidente en el campamento de los Seahawks

Los Seattle Seahawks están más que listos para ganar un Super Bowl y el que se ponga en su camino deberá de ser perfecto para detenerlos.

Russell Wilson cambió la cara del equipo (AP-NFL).
Russell Wilson cambió la cara del equipo (AP-NFL).

Renton, Washington " Con música de fondo, la energía del campo de entrenamiento es casi tan alta como las canciones. Pete Carroll siempre ha sido un hombre intenso que ve con buenos ojos la competencia, y los Seattle Seahawks han asumido la forma de su entrenador de cuarto año.

Los veteranos que deberían de estar a salvo de los recortes tienen miedo. Los novatos saben que tienen una oportunidad de ser titulares. En el hermoso escenario que rodea el Virginia Mason Athletic Center, todo es plácido, excepto por la acción en el campo. Seattle está listo para el segundo acto después de haber tenido un rol de revelación en el 2012.

Aquí están las cinco cosas que aprendí durante mi día en Renton:

1)    La decisión de usar a Russell Wilson ha dejado su marca: La campaña 2012 de los Seahawks comenzó con un movimiento sorprendente, mientras Carroll anunciaba que Wilson, y no el agente libre recién firmado Matt Flynn, sería su mariscal titular. Para la mayoría de nosotros que no habíamos vista la competencia interna día a día, estaba más allá de cualquier lógica. “El hecho de que ustedes no lo hayan visto (lo hizo sorpresivo)”, me dijo Carroll. “La sabiduría convencional dicta que uno nunca debe de hacer eso. Pero él es así de bueno. Y podíamos verlo. Aún tiene que salir y hacerlo y demostrarlo”. Si, él es así de bueno. Wilson se estableció claramente como uno de los pilares para el futuro de la franquicia durante la temporada pasada, llevando a los Seahawks a una marca de 11-5 y quedándose en la orilla en el juego de campeonato de la NFC. Viendo el movimiento en retrospectiva, dijo Carroll, “Lo equivocado hubiera sido no usar a Wilson como el titular, porque él era el indicado”. ¿A quién le importa que fuera un novato no probado? Se lo ganó. Un año después, esta mentalidad no se ha perdido con los jugadores. Ellos saben lo siguiente: Todos los puestos están al mismo tiempo en riesgo y asequibles. Un veterano que está seguro recientemente se acercó a su entrenador de posición y le preguntó si se encontraba en la cuerda floja. Mientras tanto, el esquinero de 25 años Walter Thurmond sabe que tiene una oportunidad de quedarse con el puesto nickel, a pesar de que los Seahawks firmaron al veterano de 14 años Antoine Winfield en la agencia libre. El mensaje es claro y fuerte: La alineación es completamente fluida. Esa es la manera en que Carroll siempre lo ha hecho, pero su decisión sobre Wilson en verdad abrió el panorama y fue perfecta para motivar la competencia interna. “Llega un momento en donde tienes oportunidades de demostrarlo en verdad”, dijo Carroll. “Ese fue uno de los mejores”. El resultado es un equipo más fuerte con jugadores que saben que tienen que ganarse el puesto todos los días.

publicidad

2)    ¿Qué sigue para el mariscal de segundo año de los Seahawks? Una interpretación equivocada común es que la ofensiva de los Seahawks está basada en la lectura y opción. Si, usan algunas veces la lectura y opción, pero no es la mayoría de su libro de jugadas. De hecho, Wilson se considera un mariscal que a veces corre, no un mariscal corredor. Esto salió durante una plática que sostuve con el coordinador ofensivo creativo Darrell Bevell. Pregunté abiertamente sobre el tipo de ajustes que Wilson necesitaría hacer, mientras los equipos mejoran para evitar que puedan detenerlo usando los videos del 2012. Bevell pareció moverse más allá del año pasado a…cualquiera que sea la versión de este año. “Siempre estamos buscando lo siguiente, lo que pueda ayudarnos a mejorar”, me dijo Bevell. “Las jugadas de lectura y opción fueron una pequeña parte de lo que hicimos. No fue una parte grande de nuestra ofensiva. Tenemos muchas cosas más que podemos hacer, que sentimos que son fortalezas. No es algo de lo que presumamos. Presumimos de la carrera, y aun tenemos la capacidad de hacerlo”. No es lo que esperas escuchar como un coordinador defensivo rival.

3)    Perder a Percy Harvin duele, pero Seattle puede soportarlo: Al considerar que tanto “perdieron” los Seahawks cuando Harvin salió por una lesión en la cadera, piensen en esto: Se volcaron en una embestida ofensiva durante la segunda mitad de la temporada pasada y ganaron seis de los últimos siete juegos (incluyendo los playoffs) sin él. Con Golden Tate teniendo un campamento fuerte y siendo capaz de jugar por dentro, Sidney Rice de vuelta en el equipo tras su viaje a Suiza para un tratamiento no quirúrgico en la rodilla y algunas otras opciones de receptores (Early Doucet, Doug Baldwin, Stephen Williams), la posición no está carente. “Es una pérdida en términos de potencial”, dijo Bevell, “pero sucedió temprano. No es como que tenemos que reemplazar una pieza clave que ya estaba acomodada totalmente. Solo estamos siguiendo como lo estábamos haciendo”. Seattle espera que Harvin pueda volver para la parte final, con un juego en diciembre 2 frente a los New Orleans Saints como posible fecha. Para cuando la cirugía fue recomendada por el Dr. Bryan Kelly en New York, los doctores de Seattle estaban de acuerdo con el movimiento, también. Todo el mundo quiere que el receptor esté saludable y que sea productivo, y así creen ellos que serán las cosas con el tiempo. Hasta entonces, la ofensiva seguirá viéndose como la edición del año pasado, no es lo peor.

publicidad

4)    Los encargados de presionar mariscales están esperando…por ahora: ¿Qué fue lo primero que noté al entrar en las instalaciones de práctica? Tres expertos en presionar mariscales en la banca. Cliff Avril, Chris Clemons y Bruce Irvin estaba relegados a ver la acción, igual que los aficionados en la montaña. “Si los expertos en presionar mariscales o los esquineros están mirando, eso no te enciende”, dijo el novedoso coordinador defensivo Dan Quinn. Tanto Carroll como Quinn insinuaron que era un problema a corto plazo. Carroll dijo que Avril (con lesión en un pie) debería de estar de regreso la próxima semana. El entrenador también resaltó la rehabilitación de Clemson del desgarre del ligamento anterior cruzado: “Si regresará para el primer partido, no lo sé. Va a estar cerca, de cualquier forma. Eso quiere decir que lo tendremos poco tiempo después”. Mientras tanto, de cualquier forma, para el deleite de Quinn, otros jugadores han emergido. Esta, verás, es la faceta favorita del jefe defensivo en el campamento: “Lo que amo de la pretemporada es, que cada año te preguntas, ‘¿De dónde salió ese jugador?’”. Este año, dos novatos le han llenado el ojo a Quinn: el apoyador externo John Lotulelei y el experto en presionar mariscales Benson Mayowa. Lo miré con curiosidad mientras pronunciaba los nombres ya que ninguno de los dos fue seleccionado durante el pasado Draft. “Nunca has escuchado sobre ellos”, dijo Quinn, “Pero lo harás. Estos chicos van por todo”. Por supuesto, cuando tienes una de las más rudas secundarias en la “Legión del Boom”, llegar al mariscal se vuelve mucho más sencillo.

publicidad

5)    Las altas expectativas le quedan al equipo: Los Seahawks ya no están bajo el radar. No son los clientes de nadie o una opción fácil para impulsarte a los playoffs. Ellos son, simplemente, un muy buen equipo el cual se espera que sea muy bueno. Su mundo ha cambiado. Lo qué quería saber de Carroll, quien gasta gran parte de su energía administrando las emociones de su equipo, es la forma en que el equipo está manejando la percepción pública. ¿Cómo te preparas para esa debacle pública? “Primero tenemos que mentalizarnos de que así va a ser”, dijo Carroll. “Ese fue nuestro mensaje desde que llegamos aquí. Para que cuando llegue, no sea una sorpresa. Y conforme la atención aumenta y la conversación se desarrolla, tienes que manejarlo de manera casual y tratarlo como si ya conocieras esa situación”. Es un acercamiento inteligente, uno basado en que tu equipo tendrá éxito eventualmente. La meta de Carroll es hablar de ello, tocarlo, y acostumbrarse, para que se sienta normal. La división va a ser difícil, tal vez la más difícil en la NFL. Están contentos con el hecho. Y si los Seahawks lo hacen en grande este año, los jugadores no estarán sorprendidos, porque lo han estado esperando. “Está conversación ha estado sucediendo desde hace años”, dijo Carroll. “Y tienes que aceptarla”.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad