publicidad
Jim Harbaugh no tiene la más mínima intención de dejar a los 49ers por entrenar en Texas (AP-NFL).

Jim Harbaugh sobre puesto en Texas: ¿Estás tratando de ser chistosos?

Jim Harbaugh sobre puesto en Texas: ¿Estás tratando de ser chistosos?

Jim Harbaugh se río de la idea de que considerara dejar su trabajo con los 49ers por entrenar a la Universidad de Texas.

Jim Harbaugh no tiene la más mínima intención de dejar a los 49ers por e...
Jim Harbaugh no tiene la más mínima intención de dejar a los 49ers por entrenar en Texas (AP-NFL).

En una profesión repleta de personalidades líder, puede que no haya un entrenador más competitivo que Jim Harbaugh de los San Francisco 49ers. Así que no se sorprendan si Harbaugh se burlara de la noción de que podría dejar la NFL para buscar una posible vacante en Texas.

“¿Estás tratando de ser chistoso?”, dijo Harbaugh en conferencia de prensa cuando se le preguntó sobre un posible interés de los Longhorns. “Nunca hablo de cualquier trabajo que no sea el que tengo”.

Harbaugh llegó a Stanford, que venía de una marca de 1-11, e inmediatamente se involucró en una pelea con el mejor entrenador colegial del momento, Pete Carroll de USC. Los Trojans estaban en medio de su increíble racha de siete títulos consecutivos del Pac-10 y apariciones en tazones de BCS, pero a Harbaugh no le importó en lo más mínimo.

publicidad

Esa confianza se vio recompensada con una impactante victoria 24 a 23 sobre USC en su casa, una de las sorpresas más grandes en la historia del futbol americano colegial. Dos años más tarde, el Cardinal propinó una humillante derrota 55 a 21 en el mismo campo, llevando a la memorable frase de “¿cuál es tu problema?” de Harbaugh a Carroll.

Con los 49ers, Harbaugh se metió en problemas con el entrenador de los Detroit Lions Jim Schwartz en un acalorado saludo tras el partido. Harbaugh también mostró muy poco interés en la narrativa del “Tazón de los Hermanos” cuando jugó el Super Bowl contra su hermano John.

Y ¿se supone que Harbaugh va a cambiar el nivel más alto de competencia por las políticas de los Longhorns? Poco probable. En el caso de que Harbaugh gane un Super Bowl, celebrará por cinco minutos y comenzará a pensar en cómo ganar el segundo.

Así es como funciona Harbaugh, lo que le permitió convertirse en el “Captain Comeback” como quarterback y luego hizo de Stanford y los 49ers en contendientes al título casi de inmediato. Aún con muchísimo dinero, increíbles instalaciones y acceso a reclutas, Texas representaría conceder un fracaso.

Aquí no hay sentimentalismos, nadie ansía la emoción del juego amateur. Una vez se le preguntó si tanto como entrenador como siendo hijo de un entrenador podía tener empatía por Charlie Weis luego de propinarle la derrota que acabo con su pase por Notre Dame y Harbaugh vio simplemente con la mirada vacía y no perdió un segundo pensando en Weis cuando ya no tenía que hacer un plan de juego.

publicidad

Tal vez el estatus de ser el entrenador mejor pagado en la historia de los deportes norteamericanos, digamos, 10 años y $100 millones, podría generar su interés junto con la oportunidad de dominar una mediocre Big 12 que prácticamente garantizaría ir al nuevo formato de playoffs colegiales todos los años.

Pero en el casi imposible caso en el que Carroll tomara las riendas en Oklahoma… eso podría ser suficiente para hacer que Harbaugh quiera vestir de naranja.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad