publicidad
El Levi’s Stadium será el más avanzado de los estadios de la liga (AP-NFL).

El Super Bowl 50 se jugará en el estadio más inteligente de la NFL

El Super Bowl 50 se jugará en el estadio más inteligente de la NFL

El nuevo hogar de los San Francisco 49ers será el estadio más avanzado en la liga y albergará el Super Bowl 50.

El Levi’s Stadium será el más avanzado de los estadios de la liga (AP-NFL).
El Levi’s Stadium será el más avanzado de los estadios de la liga (AP-NFL).

Santa Clara, California " Adiós frio, mugriento Candlestick Park. Hola nuevo, y tecnológico Levi’s Stadium.

¿Cuál es tu proyecto de estadio favorito? Opina en los foros de la NFL.

Cincuenta y cuatro años después de que el estadio de $32 millones Candlestick Park abriera, los San Francisco 49ers están construyendo un nuevo estadio de $1,200 millones que es de casi el doble de tamaño, con la última tecnología, y abrirá sus puertas justo a tiempo para ser el anfitrión del Super Bowl 50 en el corazón de Silicon Valley.

Llegando tan solo cinco años después que el Cowboys Stadium, el recinto de $1,000 millones de Jerry Jones, los 49ers apuntan a redefinir los estándares, según dijeron los directivos del equipo.

publicidad

“Si eres un aficionado y vas al Candelstick, entonces en verdad vas a apreciar el nuevo estadio”, dijo el ejecutivo del proyecto Jack Hill, parado en la parte más alta del edificio de 60 metros de altura con vista a la parte sur de la bahía de San Francisco Bay. “Va a ser la máxima gloria de la NFL”.

El ventoso abierto estadio daba una sensación de intimidad; con el espacio más grande de estadios bajos en la liga, los 68,500 fanáticos están cerca de la acción. Y esa cercanía es mutua. Cuando los jugadores aparecen entre el humo y la música el día del juego, los jugadores podrán hacer contacto visual con cada asistente, incluso las esquinas que están debajo de las más grandes pantallas de alta definición de la liga.

#Este estadio es enorme para el equipo. Ayuda a fortalecer la marca, porque el lado negativo de los 49ers fue siempre el Ccandlestick park”, dijo el profesor de la University of Southern California Jeff Fellenzer, quién da clases de deportes, negocios y medios.

Los grandes costos de construcción están siendo pagados con $800 millones en asientos y lugares de lujo, junto con el arreglo por 20 años y $220 millones por el nombre del estadio con Levi Strauss and Co., asegurando una sociedad con la compañía que definió los pantalones de mezclilla hace 150 años cuando crearon los primeros pantalones de mezclilla azul para los mineros de California, llamados 49ers. Unas semanas después, la NFL eligió este estadio para ser la sede del Super Bowl en 2016.

publicidad

Mientras ahora se encuentran en números negros, los fondos para el estadio han venido con su parte de problemas.

“Nuestra ciudad ha aplazado proyectos más importantes”, escribió el residente Bill Bailey, quién dirige una coalición de residentes de Santa Clara preocupados de que acomodar a los 49ers quita fondos públicos de cosas más importantes como bibliotecas públicas. “Creemos que Santa Clara no debería de imponer impuestos a sus habitantes, incrementar la deuda, u otorgar tierras o alguna otro activo valioso para un nuevo estadio”.

Los 49ers y la ciudad de Santa Clara se asociaron inicialmente para construir el estadio, con una aprobación de $30 millones por parte de los votantes provenientes de fondos de redesarrollo. Esos fondos fueron inesperadamente detenidos por los oficiales del condado el verano pasado, después de que el gobernador Jerry Browneliminó todos los proyectos de redesarrollo en el estado.

Los 49ers demandaron después de que los oficiales del condado dijeron que los 30 millones debían ir a escuelas públicas y otros proyectos, y una corte detuvo el pleito: los proyectos públicos recibieron la mitad del dinero que pedían, y los 49ers aceptaron recibir los $30 millones durante un periodo más largo.

Los directivos del equipo de todos modos se encuentran más felices con su nuevo hogar que con el anterior.

Notablemente intempestivo, con la niebla y el viento soplando desde la bahía adyacente, el Candlestick Park, o “The Stick”, recibió otro golpe en el 2011 cuando un par de apagones dejaron a los aficionados en penumbra por más de 20 minutos. Su valor es nulo: semanas después del último partido en casa de los 49ers, los dueños planean derribarlo.

publicidad

EJ Narcise, un dirigente de Team Services, LLC, una empresa dedicada a comercializar los derechos de nombre en deportes y consultora en Rockville, Maryland, dijo que el nuevo estadio debe de traer ingresos a un equipo que ha estado en los últimos tres lugares en esa categoría.

“Mira, son un gran equipo, pero se han perdido los ingresos que generan los asientos de lujo, las suites de lujo, las mejoras por concesión y el entretenimiento”, él dijo.

Mientras tanto los 49ers, están tratando de hacer de su edificio el más ecológico estadio en la liga. Paneles solares generarán suficiente energía de tal manera que ni en el Domingo del Super Bowl necesitarán la electricidad del estado. Los campos de pasto y los sanitarios usaran agua reciclada, el terreno es geotérmico, un servicio de valet para bicicletas y un estacionamiento para bicicletas recibirán a los ciclistas que pueden llegar por ciclo pistas que existen alrededor, incluso provenientes del aeropuerto.

Hoy, la línea de 50 yardas está cubierta por contenedores, camiones y sanitarios móviles para servir a los 1,100 empleados de construcción que llenan el lugar. Pero el pasto ya está creciendo en una granja de terreno a 90 minutos del estadio, y deberá ser colocado en marzo próximo.

A tan solo unas cuadras del estadio, en las oficinas de ventas de los 49ers, los aficionados disfrutaron de un tour virtual a través de una pared digital de 3 metros, y se sentaron en una suite de exhibición antes de sacar sus tarjetas de crédito uno tras otro para adquirir los derechos para eventualmente comprar boletos. Antes de que lo hicieran, tuvieron una oportunidad de ver una versión en 3-D de lo que su vista desde el estadio será.

publicidad

“Estamos muy emocionados. El estadio se ve impresionante, y está muy cerca de casa”, dijo Jojo Daquigan, un empleado del servicio postal en San Jose, quien junto a su esposa Cristina, una enfermera, habían pagado $5,000 para tener asientos en la esquina en nivel medio.

Tomando en cuenta a sus aficionados en Silicon Valley, los 49ers asumen que sus aficionados usarán smartphones, así que el lugar no usará dinero en efectivo ni boletos. Los diseñadores de software ya están trabajando en aplicaciones para los celulares que les permitirán a los aficionados ordenar comida, ver repeticiones instantáneas, escuchar jugada a jugada y estar al tanto de las líneas en el baño desde sus lugares.

¿Y respecto a las colas en el baño? Aquí, el Levi’s Stadium ofrece una mejora definitiva: 1,135 sanitarios, por arriba de los 885 del Candlestick.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad