publicidad
Philip Rivers no cree que haya algo que “arreglar” en él (AP-NFL).

Philip Rivers no cree que haya algo de él que necesite arreglarse

Philip Rivers no cree que haya algo de él que necesite arreglarse

El quarterback de Chargers Philip Rivers está harto de que la gente diga que necesita que lo “arreglen” para volver a brillar.

Philip Rivers no cree que haya algo que “arreglar” en él (AP-NFL).
Philip Rivers no cree que haya algo que “arreglar” en él (AP-NFL).

Philip River ha escuchado todas las habladurías.

Él sabe que mucha gente lo ve como un producto dañado en estos tiempos: un quarterback que en algún momento fue grande pero que ahora es mortal y propenso a las entregas de balón. Un enlace con el pasado de los San Diego Chargers, pero no necesariamente con su futuro.

Quienes creen que Rivers puede regresar en 2013 señalan a un esquema más adecuado para él bajo el mando de Mike McCoy y Ken Whisenhunt que favorece los pases rápidos y los lanzamientos de alto porcentaje. Este es el tipo de estrategia que puede “arreglar” a Philip Rivers.

Y es eso lo que molesta al veterano.

“Lo que más me ha molestado en el receso de temporada es, ‘¿quién arreglará a Philip?’”, dijo Rivers vía el Los Angeles Times. “Esa frase casi la puedo dejar pasar con una risa. En realidad me vuelve loco”.

publicidad

“No hay duda de que soy responsable de algunas de las jugadas y de algunos de los partidos en los que no hemos ganado. No voy a escapar de eso. Pero podemos sentarnos y ver muchos videos del año pasado y les preguntaría ‘¿qué es lo que quieren arreglar?’ Solo se trata de eliminar algunas jugadas malas”.

Rivers ya no posee el brazo para tener éxito en un ataque vertical, cosa que las personas a cargo de tomar las decisiones tuvieron la sagacidad de ver y eludir. Ese es un “arreglo”, y uno que puede ayudar a Rivers a recuperar algo de su brillo perdido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad