publicidad
Philip Rivers cree que los números lo respaldan a lo largo del tiempo (AP-NFL).

Philip Rivers defendió su nivel: Es bastante, bastante bueno

Philip Rivers defendió su nivel: Es bastante, bastante bueno

El quarterback de los San Diego Chargers Philip Rivers defendió su nivel de cara a “su última audición” con el equipo de la AFC Oeste.

Philip Rivers cree que los números lo respaldan a lo largo del tiempo (A...
Philip Rivers cree que los números lo respaldan a lo largo del tiempo (AP-NFL).

El nuevo entrenador de los San Diego Chargers, el entrenador Mike McCoy heredó a Philip Rivers, una veterano quarterback que viene de un par de temporadas decepcionantes.

¿Volverá Rivers a su mejor nivel? Opina en los foros de la NFL.

Si Rivers está obligado a demostrar que aún es la respuesta en lo que algunos llaman “su audición final” en San Diego, el pasador de 31 años no está preocupado al respecto.

“En cuanto a lo que dicen los números en los últimos años, y esto lo digo humilde y respetuosamente, jugué en 110 partidos consecutivos o más y lancé muchos touchdowns, en un periodo de siete años el radio de touchdowns contra intercepciones ha sido bastante, bastante bueno”, dijo Rivers Tom Krasovic al U-T San Diego.

publicidad

“Así que no me siento como, ‘oh dios, estoy batallando’ o ‘si no juego bien este año, estaré afuera del futbol americano profesional’”.

Ciertamente, Rivers ha lanzado 189 touchdowns contra solo 93 intercepciones en su carrera, pero su toma de decisiones en momentos grandes ha sido cuestionable en tiempos recientes. Rivers es responsable de 47 entregar de balón en las últimas dos campañas. Aún más preocupante es que su alguna vez poderoso brazo ha perdido fuerza y la cinta revela que Rivers erró demasiados pases a lugares vacíos en 2012.

Para ser justos, Rivers ha sufrido detrás de una de las peores líneas ofensivas de la NFL, siendo capturado 79 veces en las últimas dos temporadas. Él no es un jugador que pueda salir del bolsillo, pero pocos quarterbacks hubiesen subrevivido en ese lugar.

Rivers ha perdido fuerza, pero hasta que los Chargers seleccionen, firmen o moldeen un grupo tangible de linieros para protegerlo, es imposible saber de qué es capaz.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad