publicidad
El eslovaco pescó su segunda victoria en el Tour, la número 15 de la temporada.

Sagan logró "corriendo" su primer doblete en el Tour de Francia

Sagan logró "corriendo" su primer doblete en el Tour de Francia

Peter Sagan firmó el doblete "a lo Forrest Gump", en la cuesta que ponía punto final a la tercera etapa del Tour de Francia.

El eslovaco pescó su segunda victoria en el Tour, la número 15 de la tem...
El eslovaco pescó su segunda victoria en el Tour, la número 15 de la temporada.

Carlos de Torres

BOULOGNE-SUR-MER, Francia - El eslovaco Peter Sagan (Liquigas) firmó el doblete "a lo Forrest Gump", en otro alarde de superioridad en la cuesta que ponía punto final a la tercera etapa del Tour de Francia disputada entre Orchies y Boulogne-Sur-Mer, de 197 kilómetros, en la que el suizo Fabian Cancellara (Radioshack) logró mantener el maillot amarillo.

Otra vez el joven "Tourminator", de 22 años, implacable en su debut en el Tour. Ganó en Seraing "volando un águila" y dos días después replicó en Boulogne con una superioridad al alcance de los elegidos. Entró pletórico, moviendo los brazos como un atleta de 100 metros. A lo Usain Bolt, en definitiva. Pero no se refería al atleta jamaicano, sino a Forrest Gump, otro gesto prometido si ganaba.

publicidad

"Había hablado con compañeros de equipo sobre qué hacer si ganaba otra etapa y acordamos que hiciera de Forest Gump, porque cuando le decían que corriera, corría, y a mi cuando me dicen que gane, gano". Dicho y hecho.

Por detrás, derrotados, entraron a un segundo el noruego Boasson Hagen (Sky) y un compatriota del "Bicho", Peter Velits (Omega).

En un final confuso por una caída en la recta de llegada, algunos favoritos cruzaron cerca del vencedor, caso de Evans, Samuel Sánchez y Nibali; sin embargo, otros como el propio Bradley Wiggins y Alejandro Valverde llegaron cortados a 47 y 8 segundos respectivamente, pero ambos tuvieron fortuna, ya que los jueces "picaron" al primer pelotón el mismo tiempo de un segundo respecto al vencedor.

El Sky defendió con éxito un día más el maillot amarillo de Cancellara, que sigue al frente con 7 segundos sobre Wiggins y Chavanel. El primer español es Haimar Zubeldia (Radioshack), a 24 segundos. Valverde está en el puesto 26 a 35 y Samuel Sánchez en el 32 a 40 segundos.

Después de tres días en las carreteras de la Valonia belga, el Tour llegó a Francia vía Orchies, localidad familiar para los habituales de la París-Roubaix, para afrontar un recorrido jalonado con 6 pequeñas cotas, 4 de ellas en los últimos 16 kilómetros. La definitiva guardaba el desenlace, concretamente en los 700 metros que conducían a la meta de Boulogne-Sur-Mer, del 7,4 por ciento de desnivel.

publicidad

Hasta 35 kilómetros del escenario de la batalla, el Radioshack mantuvo a raya la escapada que formaron de salida el danés Morkov (Saxo Bank), el español Rubén Pérez (Euskaltel-Euskadi), el ucraniano Grivko (Astana) y los franceses Minard (Ag2r) y Bernaudeau (Europcar).

Pero la tranquilidad se quebró de repente, y los sustos no cesaron hasta la raya de meta. El ritmo de caza, las carreteras estrechas y los nervios que iban in crescendo provocaron caídas, como la que obligó a la retirada al bielorruso Siutsou, uno de los gregarios de Wiggins en el Sky e involucró al español Pablo Urtasun (Euskaltel) en el km 140.

A 30 de meta hubo otra montonera que le costó el abandono a José Joaquín Rojas (Movistar) con fractura de clavícula. El incidente rompió el pelotón en tres partes, viéndose rezagados entre otros el belga Philippe Gilbert, uno de los favoritos para el triunfo.

Samuel Sánchez se sumó a los infortunios por una avería mecánica que hubo de ser atendida desde el coche de asistencia y que le descolgó unos kilómetros del grupo principal. Mientras, los fugados, que eran 4 por el hundimiento de Bernaudeau, solo contaban con 1 minuto antes de afrontar las 4 tachuelas restantes. La carrera ya iba loca.

Urtasun y Grivko fueron absorbidos a 15 de meta, en la Cota de Herquelingue, mientras que Grivko y Morkov resistieron siete kilómetros más antes de ser alcanzados por un primer grupo donde los hombres del Sky trataban de evitar la gestión del Liquigas, que tensó la carrera a falta de dos puertos.

publicidad

Aprovechando dicho marcaje, a 6 kilómetros de meta saltó a saco Sylvain Chavanel (Omega). El francés conocía una meta donde se proclamó campeón nacional en 2011, pero el BMC de Evans facilitó su fracaso. El ciclista galo, además, perdió el control en una rotonda que también fue maldita para Valverde, que iba bien colocado. Ahí también perdió el murciano sus opciones de ganar.

Con el esprint lanzado una nueva caída bloqueó a Wiggins. La montonera quedó atrás, y delante ya estaba Peter Sagan remontando la aceleración de un corredor del Vacansoleil que atacó de lejos. "Tourminator" salió de los tacos de salida, aceleró en 150 metros y remachó a todos sus rivales con enorme superioridad, con tiempo para cumplir sus promesas.

En Boulogne Sur Mer, que alberga al principal puerto pesquero de Francia, Sagan pescó su segunda victoria en el Tour, la número 15 de la temporada. El Forrest Gump del ciclismo se postula para el maillot verde. Y va volando.

La cuarta etapa ofrecerá una nueva oportunidad a los esprinters en una de las jornadas más largas de la presente edición, que unirá Abbeville y Rouen a través de 214 kilómetros.

Déjanos tus comentarios en nuestros foros de deportes y comparte la información en Facebook y Twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad