publicidad
Los Rockets de Houston continúan invictos al vencer a los Spurs de San Antonio con un marcador de 98-81.

Rockets revalidan el invicto ante Spurs con un 98-81

Rockets revalidan el invicto ante Spurs con un 98-81

Los Rockets de Houston continúan invictos al vencer a los Spurs de San Antonio con un marcador de 98-81.

Los Rockets de Houston continúan invictos al vencer a los Spurs de San A...
Los Rockets de Houston continúan invictos al vencer a los Spurs de San Antonio con un marcador de 98-81.

La marcha ganadora de los Rockets de Houston se prolongó una jornada más con el sexto triunfo consecutivo, esta vez contra los actuales campeones de liga, los Spurs de San Antonio.

Con el pívot Dwight Howard como líder, al firmar un doble-doble de 32 puntos y 16 rebotes, más dos tapones, se impusieron por 98-81 a los Spurs y dejaron en 6-0 su marca desde que comenzó la nueva temporada, la mejor de la liga.

Howard aprovechó mejor que nadie la debilidad de los Spurs en el juego interior ante el descanso que el entrenador Gregg Popovich dio al veterano ala-pívot Tim Duncan y al pívot brasileño Tiago Splitter.

Junto a Howard, que tenía ya un doble-doble al concluir la primera parte (20 puntos y 12 rebotes), el escolta James Harden, ante la baja del base titular Patrick Beverley, lesionado, se encargó de ayudar al joven Isaiah Canaan en la labor de dirigir el juego y aportó 20 tantos, seis rebotes y seis asistencias, pero cometió nada menos que ocho perdidas de balón.

publicidad

El escolta Jason Terry, que ha recuperado su mejor toque de muñeca, fue el sexto jugador que machacó a los Spurs con sus tiros desde fuera del perímetro; aportó 16 puntos al anotar 4 de 5 triples y estuvo perfecto, 4-4, desde la línea de personal, además de repartir dos asistencias y recuperar dos balones.

El partido quedó sentenciado al concluir el tercer periodo después de que los Rockets se pusieron con ventaja de 26 puntos (81-55), lo que dejó sin opción a los Spurs en el cuarto. El equipo de San Antonio intentó la remontada, pero lo máximo que pudo lograr fue un parcial de 88-73 a falta de 3:51 minutos.

A diferencia del control que tuvieron los Rockets, que esta vez sí le dieron a Howard todos los balones que quiso, y más dentro de la pintura, los Spurs no mostraron consistencia en el movimiento de la pelota y tampoco inspiración encestadora, una mezcla negativa ante un rival que ha comenzado la temporada lanzado.

Sin el argentino Manu Ginóbili, también descansando, y el italiano Marco Belinelli, especialista en triples y que sufre un tirón, el alero Kwhai Leonard se presentaba como el hombre clave en el juego exterior, pero el ganador del premio MVP en las pasadas Finales de la NBA no se encuentra todavía en su mejor momento de forma y falló nada menos que nueve de 11 tiros de campo, incluidos los dos que hizo desde fuera del perímetro.

publicidad

Los Spurs, que fallaron los 15 primeros tiros de triples que hicieron, incluidos los 12 de la primera parte, perdieron el quinto partido consecutivo ante los Rockets después que la pasada temporada quedaron 0-4 en la serie que disputaron, el segundo equipo de la liga que dejó a San Antonio con marca negativa.

Los 12 fallos de triples en la primera mitad es la peor marca que el equipo ha tenido bajo la dirección de Popovich.

El base reserva Cory Joseph surgió como el máximo encestador de los Spurs (2-2) al conseguir 18 puntos, mientras que el ala-pívot neozelandés Aron Baynes, que salió de titular, aportó un doble-doble de 12 puntos y 12 rebotes.

En el segundo partido de la reducida jornada, el ala-pívot LaMarcus Aldridge se encargó de nuevo de liderar el ataque balanceado de los Trail Blazers de Portland que se impusieron con facilidad por 108-87 a los Mavericks de Dallas.

Aldridge aportó 20 puntos y siete rebotes con los que encabezó una lista de cinco jugadores de los Trail Blazers (3-2) que tuvieron números de dos dígitos y un 52 (40-77) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 40 (12-30) de triples, comparados al 37 (33-90) y 22 (5-23), respectivamente, de los Mavericks.

El dominio de los Trail Blazers (3-2) fue completo en el juego interior y en las acciones defensivas bajo los aros al capturar 53 rebotes, incluidos 41 bajo su propia canasta, por tan solo 34 que lograron los Mavericks.

publicidad

El base Damian Lillard también confirmó que va a más tras recuperarse de las molestias que ha tenido con ligero tirón abdominal y consiguió 18 puntos, seis asistencias y cinco rebotes, aunque perdió cinco balones.

El veterano ala-pívot alemán Dirk Nowitzki se encargó de ser el máximo encestador de los Mavericks (3-2) al aportar 17 puntos, pero 15 los consiguió en la primera parte, cuando el equipo fue competitivo y estuvo metido en el partido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad