publicidad
1 de 7
Publicidad

No, no es que esté listo para Halloween. El jugador favorito de los Houston Texans terminó con la cara ensangrentada tras golpearse la nariz en el campo de juego. ¡Se ve que duele!

Publicado: 02 Oct | 03:10 PM EDT
publicidad
    Relacionados:
  • Houston
  • Local
publicidad
Premios Lo nuestro