publicidad
Ben Roethlibserger y Todd Haley no han estado de acuerdo en muchas instancias (AP-NFL).

Ben Roethlisberger: No voy a cambiar mi estilo de juego

Ben Roethlisberger: No voy a cambiar mi estilo de juego

El mariscal de los Pittsburgh Steelers Ben Roethlisberger declaró que a pesar de los cambios en su equipo, él jugará de la misma manera.

Ben Roethlibserger y Todd Haley no han estado de acuerdo en muchas insta...
Ben Roethlibserger y Todd Haley no han estado de acuerdo en muchas instancias (AP-NFL).

Uno normalmente sabe lo que va a ver con los Pittsburgh Steelers pero el equipo de este año está envuelto en misterio.

¿Crees que Ben Roethlisberger y Todd Haley resolverán sus diferencias? Opina en los foros de la NFL.

La intriga proviene de los cambios a la ofensiva, donde el mariscal Ben Roethlisberger está trabajando con el nuevo coordinador ofensivo Todd Haley en un esquema que había sido descrito previamente como un ataque que favorecía la carrera. El presidente del equipo Art Rooney II llegó incluso a sugerir que “Big Ben” podría ajustar su estilo como mariscal.

No cuenten con ello.

“No voy a cambiar mi estilo”, dijo Roethlisberger, de acuerdo a un reporte de CBSSports.com. “El entrenador (Haley) puede hacer lo que el quiera para añadir protección y cosas así, pero yo voy a jugar como sé jugar. Me funcionó bien hasta ahora”.

publicidad

Luego de 80 victorias en temporada regular y dos títulos de Super Bowl, Roethlisberger tiene un punto. Los Steelers, sin embargo, también tienen razón en cuanto a su preocupación principal, que es la paliza que “Big Ben” recibió en 2011. Las 40 veces en las que fue capturado lo colocaron solo por detrás de Alex Smith y Tarvaris Jackson y nunca fue el mismo luego de sufrir una lesión de tobillo contra los Cleveland Browns en diciembre.

Pittsburgh desea que su titular de 30 y tantos años juegue un futbol americano más seguro, con menos escapadas a través de los siete frontales hacia el corazón de la oposición. Los esquemas de Haley cumplen este deseo, pero he aquí el problema: Roethlisberger ha jugado así desde un principio. Esas jugadas son las que lo tienen donde está.

El ala cerrada Heath Miller está de acuerdo, de alguna manera:

“No creo que le puedas pedir que cambie jugadas, pero obviamente quieres que cualquier quarterback en tu  equipo reciba la menor cantidad posible de golpes”.

Es otro problema más en la hasta ahora incómoda relación entre Roethlisberger y Haley. Ellos siguen declarando que todo va bien, pero algo no se siente natural.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad