publicidad
Equipos como Eagles solo podrán preguntarse qué hubiera sido de haberse llevado a Russell Wilson (AP-NFL).

Russell Wilson estuvo muy cerca de ir a los Philadelphia Eagles

Russell Wilson estuvo muy cerca de ir a los Philadelphia Eagles

El quarterback de los Seahawks Russell Wilson estuvo cerca de ir a varios equipos antes de ser seleccionado por Seattle.

Equipos como Eagles solo podrán preguntarse qué hubiera sido de haberse...
Equipos como Eagles solo podrán preguntarse qué hubiera sido de haberse llevado a Russell Wilson (AP-NFL).

Los Seattle Seahawks se arriesgaron cuando fueron en contra del instinto del gerente general John Schneider y decidieron no seleccionar al quarterback Russell Wilson en la segunda ronda del Draft 2012 de la NFL.

El movimiento funcionó a la larga, pues los Seahawks se llevaron a apoyador medio Bobby Wagner con la selección número 47 global mientras que Wilson cayó en sus manos en el número 75 global.

Pero la apuesta casi los deja sin el jugador. El analista de NFL Network y ex scout de los Philadelphia Eagles Daniel Jeremiah reveló en “Inside Training Camp” que Philadelphia se preparaba para seleccionar a Wilson con la elección número 88 global solo para ver a los Seahawks robarse al quarterback de debajo de sus narices. “Andy Reid amaba (a Wilson)”, explicó Jeremiah.

publicidad

Ahora solo nos queda pensar qué hubiera sido. La inteligencia deportiva de Wilson junto con sus habilidades para improvisar, su capacidad de correr y su precisión hubiesen sido ideales en la veloz defensiva de Chip Kelly.

Philadelphia no era el único equipo que merodeaba a Wilson. El ejecutivo senior de personal de los New York Jets Terry Bradway estaba tan emocionado con Wilson que se ganó el apodo de “Russell Bradway” dentro de esa organización. John Dorsey, el nuevo gerente general de los Kansas City Chiefs que en ese momento estaba con los Green Bay Packers, dijo que la entrevista de Wilson en 2012 fue la mejor que había visto en 25 años.

Adam Schefter de ESPN reportó el pasado mes de diciembre que tanto los Indianapolis Colts como los Washington Redskins estaban preparados para seleccionar a Wilson a finales de la tercera y principios de la cuarta ronda respectivamente para suplir a sus mariscales franquicia.

Como suele ser el caso en la NFL, la línea entre el salvador de la franquicia y el jugador que casi nos llevamos es peligrosamente delgada. No es coincidencia que Reid y Bradway ya no estén con las organizaciones que no se llevaron a Wilson a mitad de la tercera ronda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad