publicidad
Cooper deberá de cargar con sus comentarios raciales por un tiempo (AP-NFL).

Riley Cooper y Cary Williams sostuvieron una riña durante práctica de Eagles

Riley Cooper y Cary Williams sostuvieron una riña durante práctica de Eagles

Riley Cooper volvió a dar la nota, esta vez al sostener una riña con su compañero Cary Williams durante una práctica de los Philadelphia Eagles.

Cooper deberá de cargar con sus comentarios raciales por un tiempo (AP-N...
Cooper deberá de cargar con sus comentarios raciales por un tiempo (AP-NFL).

Más de un mes después del revuelo causado por Cooper en Philadelphia, los Eagles han hecho grandes esfuerzos para seguir adelante tras los comentarios racistas hechos por el receptor durante un concierto de Kenney Chesney.

Cooper ha guardado silencio y ha sido productivo en el campo, pero estuvo en el centro de una riña durante la práctica de este jueves, de acuerdo con Jeff McLane del Philadelphia Inquirer. El receptor peleó con el esquinero Cary Williams antes de que muchos de sus compañeros, incluyendo al mariscal Michael Vick, se interpusieran para separarlos.

Varios jugadores, incluyendo a Copper, dijeron a McManus de PhillyMag.com que la pelea no estuvo relacionada con el desplante de Cooper durante el concierto. Pero un jugador le dijo a McLane que Williams uso un comentario racial durante la pelea, gritando: “No soy un (grosería) con el que puedes meterte”.

publicidad

McLane anotó que Cooper estaba “visiblemente molesto” y posteriormente permaneció fuera de los ensayos que sostuvieron los receptores y los jugadores de perímetro. El receptor DeSean Jackson eventualmente consoló a Cooper antes de hablar a solas con Williams, quien fue crítico de los comentarios de Cooper cuando su video se volvió viral.

“Estamos tratando de que no se convierta en una distracción, estamos tratando de seguir adelante”, dijo Williams en agosto, según Albert Breer de NFL Media. “Pero obviamente, la magnitud del problema hace más difícil superarlo. Cada quien lo superará en su propio tiempo. Estamos buscando una manera de perdonar, la manera de ser piadosos. Cada quien tiene su propia perspectiva. Estamos pasando un momento difícil. Estamos en un momento decisivo”.

Williams llegó a las primeras planas en agosto tras pelear con el receptor de los New England Patriots Aaron Dobson durante una práctica con los Pats. También golpeó la cabeza del liniero Steve Stelljes durante un choque en el segundo cuarto del  Super Bowl XLVII, pero escapó sin siquiera un castigo.

El Philadelphia Daily News reportó que Vick estaba “visiblemente molesto” en los vestidores tras la práctica, moviendo la cabeza en dirección a Williams mientras les decía a los reporteros: “Trato de ser un pacificador, pero estos chicos jóvenes no me respetan”.

publicidad

Vick dijo: “Nuestro nivel de madurez tiene que mejorar. Independientemente de quién provocó la pelea, eso no importa. Tenemos que ser hombres. No somos tipos en la calle, peleándonos entre nosotros. Es semana de partido. No tenemos tiempo para eso. Yo no lo tengo. Es una distracción”.

Es injusto asumir que los comentarios controversiales de Cooper fueron la causa de la pelea. Las riñas durante las prácticas son cosa común, pero cualquier situación que involucre a Cooper levantará preguntas sobre su relación con sus compañeros, a solo cuatro días de su primer partido de la temporada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad