publicidad
Matt Barkley tiene mucho a su favor para convertirse en una estrella (AP-NFL).

Matt Barkley es perfecto para el nuevo sistema de los Philadelphia Eagles

Matt Barkley es perfecto para el nuevo sistema de los Philadelphia Eagles

Bucky Brooks echa un vistazo a por qué el rechazado quarterback Matt Barkley podría convertirse en el nuevo Tom Brady.

Matt Barkley tiene mucho a su favor para convertirse en una estrella (AP...
Matt Barkley tiene mucho a su favor para convertirse en una estrella (AP-NFL).

Por Bucky Brooks

Matt Barkley podría ser el siguiente Tom Brady y debería de ser el quarterback del futuro de los Philadelphia Eagles.

¿Tendrá éxito Matt Barkley en la NFL? Opina en los foros de la NFL.

No se rían. Esa aseveración está basada en mi creencia de que la selección de cuarta ronda de los Eagles llega a una situación perfecta que lo tiene listo para el éxito individual, al tiempo que da a una franquicia hambrienta de un campeonato un quarterback joven con el pedigrí para ayudarlos a cruzar ese umbral. Con el veterano Michael Vick delante de Barkley por ahora, es una situación que recuerda a Brady jugando detrás de Drew Bledsoe en la temporada 2000 antes de surgir para encargarse de la ofensiva de los New England Patriots en 2001.

publicidad

Un vistazo más cercano a la dinámica de la nueva filosofía ofensiva, los entrenadores y la gente de personal de Philadelphia me lleva a pensar que Barkley no solo superará a sus pares al principio de su carrera, sino que guiará a los Eagles de vuelta a la prominencia.

Aquí hay cuatro razones de por qué lo creo:

1. El deseo de Chip Kelly de jugar a un ritmo veloz aprovecha las fortalezas del juego de Barkley.

Toda la conversación sobre el hecho de que la filosofía ofensiva de Kelly gira alrededor del ataque de opción es incorrecta; el sistema que los Eagles emplearán se basa más bien alrededor de la noción de un ritmo extremadamente rápido. Kelly es uno de los abogados más grandes del futbol americano sin reunión. Él implementará esas ideas en Philadelphia.

Para operar a esa increíble velocidad, el quarterback debe de ser capaz de procesar increíbles cantidades de información rápidamente, al tiempo que ayuda al equipo a jugar adecuadamente. Además, el quarterback debe de tener un entendimiento profundo del plan de juego y conceptos defensivos para hacer los cambios y ajustes correctos en la línea de golpeo.

Barkley es un quarterback cerebral con una inteligencia excepcional para el futbol americano. Él procesa la información rápidamente, toma buenas decisiones bajo presión y entra a la liga con una compresión profunda de conceptos ofensivos profesionales luego de jugar cuatro años en el complejo sistema de USC. Más importante aún, Barkley tiene algo de experiencia dirigiendo ofensivas sin reunión durante su tercer y cuarto año y dirigiendo ofensivas de dos minutos a lo largo de su carrera. Ahora, esos momentos ciertamente palidecen en comparación con el frenético paso de un ataque como el que Kelly armó en Oregon, pero proporcionó al entrenador de los Eagles un vistazo de cómo Barkley podría oprtar una ofensiva de ese tipo.

publicidad

Al ver cómo funcionaría la ofensiva sin reunión con Barkley, puedo ver a los Eagles utilizando una aproximación similar a los métodos utilizados en Denver y New England con Peyton Manning y Brady en los controles. Ambos veteranos son maestros en cambiar el ritmo del partido basándose en las reacciones de la defensiva para crear una ventaja para su ofensiva. Adicionalmente, el agitado paso fuerza a los coordinadores defensivos a utilizar esquemas simples a causo de las preocupaciones de problemas de comunicación entre los defensores. Sin tener que preocuparme por descifrar complejas formaciones antes de sacar la jugada a causa de la ofensiva sin reunión, un quarterback joven como Barkley podría tener éxito a principios de su carrera como pasador.

2. La familiaridad de Pat Shurmur con los principios de la Costa Oeste beneficiarán a Barkley.

Los observadores han especulado que Kelly podría intentar llevar su sistema de lectura de zona a la NFL, pero la contratación de Shurmur como coordinador ofensivo de los Eagles hace altamente probable que el equipo use una ofensiva híbrida con varios principios de la Costa Oeste. Esto hace que la selección de Barkley tenga sentido dada su experiencia con un sistema similar en USC.

Claro, la versión de Lane Kiffin de la Costa Oeste ciertamente es diferente de la que probablemente usarán los Eagles, pero la mayor parte de los términos y conceptos serán similares. Barkley entrará a la NFL con un conocimiento básico del esquema de los Eagles. Ese conocimiento acelerará su proceso de compresión y permitirá que Kelly lo llene de información temprano en el proceso.

publicidad

Además, la familiaridad de Barkley con la ofensiva de la Costa Oeste ayudará a que domine los cambios y ajustes que usará en la línea de golpeo. El deseo de Kelly de operar a una velocidad importante hace crucial que el quarterback titular tome decisiones veloces en la línea. El profunco entendimiento que Barkley tiene de la ofensiva debería de permitir que tome decisiones correctas bajo presión que es un buen presagio para que Kelly consiga el paso que desea.

Ahora, sé que ha habido algunas preocupaciones sobre la mediocre capacidad atlética de Barkley y cómo encajaría en un sistema que también incluye conceptos de lectura de zona, pero la belleza de la lectura de zona es la gran cantidad de variaciones que pueden utilizarse para ayudar a un quarterback que no está en la forma óptima tener éxito como el hombre principal. Desde la incorporación de la pantalla burbuja a la parte posterior de la lectura de zona a la implementación de jugadas de paquete (combinaciones de jugadas de carrera y pase que le dan opciones al quarterback basándose en la reacción de la defensiva), Barkley ciertamente tiene los instintos e inteligencia para ejecutar exitosamente el concepto.

Recuerden, un quarterback en el sistema de Kelly corre solo ocasionalmente (Marcus Mariota de Oregon tuvo solo 106 acarreos en 13 partidos, un promedio de 8.1 intentos en 2012), así que añadir a alguien que no es un corredor al sistema no debería de afectar dramáticamente la potencia del ataque.

publicidad

3. Las explosivas armas del perímetro de Eagles facilitarán el juego para Barkley.

Barkley no es visto como un quarterback franquicia trascendente al estilo de Cam Newton, Andrew Luck o Robert Griffin III, pero eso no significa que no pueda convertirse en quarterback de calibre de campeonato con las piezas adecuadas a su alrededor.

Al ver el progreso de Barkley a lo largo de su carrera, creo que es el uno de los mejores administradores del juego con una mentalidad de pase primeros que le permite distribuir el ovoide a quien esté desmarcado en lugar de forzarla a un jugador designado. Durante sus últimas dos temporadas en USC, los dos receptores principales de Barkley (Robert Woods y Marqise Lee) promediaron 93.5 y 95.5 recepciones por temporada respectivamente. Además Barkley frecuentemente busco a las alas cerradas o corredores de los Trojans para lidiar con la cobertura “two deep” utilizada por la mayoría de sus rivales para eliminar las armas explosivas por afuera. Esta táctica fue particularmente efectiva en 2011, cuando Barkley dirigió una ofensiva de los Trojan que terminó con ocho jugadores con 10 o más recepciones, incluyendo a un par de alas cerradas (Randall Teifer y Xavier Grimble) que se combinaron para 41 recepciones para 417 yardas y nueve touchdowns.

En Philadelphia, Barkley estará rodeado del tipo de talento que debe motivarlo a repartir las riquezas en el juego terrestre. En el perímetro tiene un par de receptores dinámico en DeSean Jackson y Jeremy Maclin. Ambos han mostrado la capacidad de apropiarse de partidos desde sus respectivas posiciones. Maclin funciona principalmente como un receptor de posesión mientras que Jackson funciona como una amenaza de jugadas grandes por afuera. Colectivamente presentan problemas a los rivales con su velocidad y explosividad.

publicidad

En puestos de alas cerradas y fullbacks o corredores, los Eagles tienen a un trío interesante de jugadores (Brent Celek, James Casey y el novato Zach Ertz) con el potencial de producir a manos llenas entre lasmarcas. Cada jugador tiene el tamaño, velocidad y capacidad atlética para trabajar en espacios cortos mientras que también titenen la versatilidad de alinearse como alas cerradas en formaciones abiertas para crear duelos desiguales. Eso le da a Kelly la habilidad de utilizar una variedad de formaciones de los paquetes de personal “12” (un corredor, dos alas cerradas y dos receptores) y “21” (dos corredores, un ala cerrada y dos receptores) para ayudar al mariscal a encontrar pases fáciles de completar.

Añadan a eso un juego terrestre explosivo que incluye a LeSean McCoy y Bryce Brown, y Barkley está entrando a una ofensiva de altas revoluciones que solo necesita a un conductor eficiente al volante. Con 47 juegos como titular en la universidad dirigiendo a la potente ofensiva de USC, Barkley ciertamente está listo para llenar el papel como el eventual titular de los Eagles.

4. Jugar un año detrás de Michael Vick por una temporada ayudará a Barkley a tener éxito en 2014.

La dinámica cambiante de la NFL ha obligado a los observadores a esperar que lo quarterbacks novatos entren de inmediato como titulares. Pero el método a la antigua de introducir lentamente el juego profesional a los proyectos de quarterbacks sigue siendo un acercamiento efectivo. Echen un vistazo a las carreras de Tom Brady, Aaron Rodgers y, más recientemente, Colin Kaepernick como ejemplos de cómo sentarse detrás de titular establecido por una temporada más o menos le proporciona a un mariscal joven suficiente tiempo para acostumbrarse al juego profesional.

publicidad

Barkley entrará a una situación que debería proporcionarle una oportunidad con Vick en el equipo. El veterano se perfila para ganar la batalla del campamento de entrenamiento por la titularidad, lo que le permitirá a Barkley esperar como suplente o como tercer quarterback (detrás de Nick Foles) en su temporada de novato. Esto le permitiría ver el juego a la distancia evitando la enorme presión y escrutinio que viene con entrar al campo como titular novato. Además eso le daría suficiente tiempo a Kelly y su personal de desarrollar las habilidades de Barkley en el campo de entrenamiento para prepararse por completo para el juego profesional.

Claro, ha habido varios ejemplos recientes de mariscales jóvenes que juegan mejor de lo esperado en su primer año, pero el modelo para el éxito a largo plazo típicamente involucra sentarse y observar por un tiempo antes de recibir las llaves del auto. Si bien Barkley podría estar listo para jugar como novato, la oportunidad de cultivar su habilidad y construir planes de juego del futuro alrededor de sus habilidades podría otorgar enormes rendimientos a los Eagles en el futuro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad