publicidad
LeSean McCoy corrió para 217 yardas cuando el resto de los jugadores no podían ni pararse (AP-NFL).

Brent Celek: El partido de LeSean McCoy en la nieve fue “una locura”

Brent Celek: El partido de LeSean McCoy en la nieve fue “una locura”

Brent Celek fue uno de cientos que expresaron su admiración por las 217 yardas terrestres de LeSean McCoy bajo medio pie de nieve.

LeSean McCoy corrió para 217 yardas cuando el resto de los jugadores no...
LeSean McCoy corrió para 217 yardas cuando el resto de los jugadores no podían ni pararse (AP-NFL).

LeSean McCoy se vio como si hubiera sido el único hombre en Lincoln Financial Field cuyos zapatos tenían tachones.

“Fue una locura”, dijo el ala cerrada de los Philadelphia Eagles Brent Celek, de acuerdo al Philadelphia Inquirer. “Cuando intentabas frenar ni siquiera estabas tocando el pasto. El hecho de que McCoy estuviera haciendo eso, es una locura”.

McCoy se apoderó de la segunda mitad consiguiendo 166 de sus yardas y dos touchdowns tras el descanso.

“Creo que todos estábamos aprendiendo a pisar en la nieve”, dijo el guardia Evan Mathis. “Comenzamos a mandar más jugadas verticales, carreras en zona por adentro que permitieron a la línea ofensiva a mantener su base y tener una mentalidad vertical. Lo mismo con los corredores, permitiéndoles correr. Después de eso ‘Shady’ fue capaz de llegar al segundo nivel y hacer sus fintas y hacer que la gente se equivocara”.

publicidad

¿Qué estaba haciendo McCoy? Cortes, fintas y frenados súbitos contra los defensivos de los Detroit Lions en la victoria 34 a 20 de la semana 14. El corredor de los Eagles rompió el record de yardas de la historia del club con 217. Y lo hizo con aproximadamente ocho pulgadas de nieve.

La línea ofensiva de los Eagles abrió espacios enormes contra un frente defensivo de Detroit que parecía tener patines por toda la segunda mitad. La defensiva de los Lions nunca pudo ajustarse por completo a la zona interna, así que la ofensiva de los Eagles siguió corriendo sobre Detroit en una paliza 28 a 6 en el último cuarto.

Sabíamos que la ofensiva de Chip Kelly podía conseguir resultados en condiciones perfectas; nos enteramos ahora de que también puede producir en nevadas. Esta última característica podría ser un buen presagio para los playoffs y un eventual viaje al primer Super Bowl que se jugará al aire libre en el frío.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Premios Lo Nuestro