publicidad
Darren McFadden podría ser la estrella del equipo (AP-NFL).

32 en 32: Los Oakland Raiders miran al vacio

32 en 32: Los Oakland Raiders miran al vacio

Around The League presenta 32 en 32, una serie que toca los temas secundarios más importantes de los 32 equipos de la NFL.

Darren McFadden podría ser la estrella del equipo (AP-NFL).
Darren McFadden podría ser la estrella del equipo (AP-NFL).

“NFL Total Access” ha lanzado su serie “32 en 32”, analizando las más grandes tramas en los equipos de la NFL de cada a la temporada 2013. Around The League tendrá su propia visión. A continuación: Oakland Raiders.

¿Mejorarán los Raiders con las contrataciones? Opina en los foros de la NFL.

1.    Carson Palmer de 33 años está fuera; el no probado Matt Flynn quedó como mariscal. Flynn ha lanzado solo 141 pases en cinco temporadas en la NFL. Era un agente libre caliente saliendo de Green Bay durante el receso pasado, pero casi no vio el campo con los Seattle Seahawks después de perder el puesto con el ascendente Russell Wilson. Ahora, Flynn se encuentra como el presumible titular de los Raiders sobre el novato Tyler Wilson, el proyecto en construcción Terrelle Pryor y el improbable Matt McGloin. El cuarteto luchó durante el minicampamento, provocando que el escritor Steve Corkran describiera su trabajo en el campo como “el peor que podía recordar” durante sus 19 años cubriendo la NFL.

publicidad

Prácticas subsecuentes se reportaron como mejores, pero Flynn sigue siendo una interrogante. La fuerza en el brazo es poca, Ron Jaworski de ESPN anotó que los balones largos de Flynn perdían energía mientras más se alejaban. No sería difícil ver a Wilson haciéndose cargo del trabajo esta temporada, posiblemente antes de lo que uno cree. La posición de mariscal permanece dudosa, y los fans de los Raiders al final aprenden a apreciar lo que Palmer logró con un mal equipo durante los dos últimos años.

2.    La selección en primera ronda de D.J. Hayden llenó un hueco en la posición de esquinero, pero los siete frontales de los Raiders son un desastre. Especialmente los apoyadores, donode Nick Roach, Kaluka Maiava y Kevin Burnett son los líderes del grupo menos impresionante de la liga en papel. Una contribución inmediata del seleccionado en tercera ronda Sio Moore ayudaría. La línea defensiva es igual de deprimente. Richard Seymour y Desmond Bryant se han marchado, reemplazados por Vance Walker, Pat Sims y Jason Hunter. Lamarr Houston podría ser el mejor del grupo, pero no hay presencia estelar.

3.    De vuelta a la ofensiva, donde el cuerpo de receptores de Oakland carece de poder estelar.Denarius Moore es medianamente intrigante, pero Juron Criner y Rod Streater llenan uno de los grupos más débiles de receptores en la NFL. Jacoby Ford y la contratación en la agencia libre Josh Cribbs debería de ponerle alguna pizca de pimienta veterana, pero Cribbs, especialmente, no es el jugador que antes fue. Un evento positivo es la llegada del nuevo coordinador Greg Olson, quien inmediatamente se deshizo del esquema de bloqueo por zona para dar preferencia a un ataque cargado de carreras que debería de mantener a Darren McFadden contento. La línea ofensiva necesitaba un cambio de esquema: ProFootballFocus.com clasificó a los cinco frontales de los Raiders entre los últimos diez lugares en la liga en bloqueo de pases hasta el 2012. Y en el bloqueo terrestre, solo dos equipos están debajo de ellos.

publicidad

Junta todo esto, y un carrusel de tristeza para mariscales, similar a lo que vimos en Arizona la temporada pasada, parece probable.

4.    Terminemos con una nota esperanzadora, Si, los Raiders tienen problemas, y podría ponerse peor antes de mejorar, pero el gerente general Reggie McKenzie es un extra importante. Ha aceptado uno de los más grandes retos en el futbol profesional. De todas las maravillas innovadoras que vimos de Al Davis durante las décadas, dejó a su equipo como un desorden anticuado, y la reconstrucción de McKenzie toca todos los niveles de la franquicia. No importa el record que tengan esta temporada, McKenzie sería sabio si se queda con Dennis Allen y mantiene el curso. Hay mucha presión sobre Allen para mejorar la problemática campaña de 4-12, pero seamos realistas: tres o menos victorias son una posibilidad.

Nuestra conclusión: No he hecho amigos en Oakland el día de hoy, pero no ignoren el subtexto: Hay razón para un optimismo a largo plazo. Con McKenzie en el volante, y si el dueño Mark Davis puede ser paciente, los Raiders tienen una oportunidad, con el tiempo, de salir del mega hueco y hacer a sus aficionados felices una vez más.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad