publicidad

No se les hizo "barrer" a los Rangers

No se les hizo "barrer" a los Rangers

Una mala pasada le costo la barrida a los Texas Rangers.

Por: Sussy Ruiz

Aunque las calles del Ballpark en Arlington resaltaron por el rojo de las camisetas con el emblema de Texas y los gritos de aficionados que se oían desde adentro del estadio diciendo “Let’s go Rangers, let’s go”, no hubo quien detuviera a Tampa Bay para darles una lección a los texanos, quizá por el momento.

Lo que pudo haber sido el inicio a uno de los partidos más importante e histórico para los Rangers, resultó siendo una oportunidad más para Las Mantarrayas.

El atajador Bengie Molina externó su sentir a Noticias 23. “No podemos estar regalando bases por bolas;” una de las aparentes fallas en este tercer juego de la serie.

En la lomita de lanzadores texanos ha desfilado su mejor producto durante esta temporada y en especial en estos últimos tres juegos de la división. Los abridores Cliff Lee,  C.J. Wilson, y este sábado Colby Lewis, quien no se podía quedar atrás en su  primer lanzamiento ante los Tampa Bay, se han desempeñado a la altura. 

Al mismo tiempo el entrenador también dio oportunidad a los relevadores zurdos Derek Holland y Alexis Ogando en la sexta entrada, y en la séptima a Darren Oliver. Todos muy brevemente también dieron la talla. Sin embargo, en la octava entrada cuando le llegó la ocasión al novato Neftali Feliz, Las Mantarrayas agarraron vuelo para anotarse más carreras, entre ellas jonrones con bases llenas.

publicidad

Esta decisión  fue criticada de inmediato por los mismos aficionados ya que dicen era muy temprano en el juego para sacar a Feliz a la loma.

Inclusive algunos de ellos aseguraron que es muy joven para controlar sus emociones en un juego de este tipo. A esto Feliz respondió que en el momento del lanzamiento trato de hacer algo que no salió como pensaba y que su edad no es algo que influya en su desempeño. “Mañana hay que ir con la frente en alto,” y tratar nuevamente, aseguro.

Definitivamente, la ofensiva de Tampa Bay estuvo mejor estructurada en esta etapa del juego a pesar de que su primera carrera la anotaron a partir de la sexta entrada. A los Texas Rangers sólo les queda no confiarse y estar al tanto de la capacidad de su contrincante.

Desde hace 49 años los Rangers no tenían la oportunidad de ir en busca el título de campeones para la Liga Americana.  Ahora con dos partidos ganados y uno perdido, tienen otro chance. Se tratara de un partido emocionalmente importante para Texas ya que de alcanzar este triunfo, les tocara revivir viejos tiempos y cambiar el curso de la historia para no quedarse nuevamente atrás ante la ofensiva de los Yankees, quienes le han arrebatado la posibilidad en ocasiones anteriores.

Todavia hay esperanzas.

Con dos cuadrangulares en un sólo juego, uno de Ian Kisler y otro de Nelson Cruz, es obvio que este equipo texano todavía tiene ganas y fuerzas de campeones, y como dijo su entrenador Ron Washington, “este juego lo vamos a ganar, no se lo vamos a regalar.”

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad