publicidad
En su estelar carrera, Peyton Manning solo ha ganado un Super Bowl (AP-NFL).

Ventana de Peyton Manning para ganar un Super Bowl podría estarse cerrando

Ventana de Peyton Manning para ganar un Super Bowl podría estarse cerrando

Adam Schein revisa por qué es urgente para el legado del gran Peyton Manning ganar al menos un Super Bowl más cuanto antes.

En su estelar carrera, Peyton Manning solo ha ganado un Super Bowl (AP-N...
En su estelar carrera, Peyton Manning solo ha ganado un Super Bowl (AP-NFL).

Por Adam Schein

Detén lo que estás haciendo. Escucha con atención. ¿Alcanzas a escuchar ese sonido?

¿Cuántas temporadas más jugará Peyton Manning? Opina en los foros de la NFL.

Ese sonido es la ventana que se cierra a la posibilidad de que Peyton Manning gane un crucial segundo título de Super Bowl.

Estamos hablando de uno de los más grandes de todos los tiempos, un quarterback legendario. Personalmente es mi quarterback favorito. La intensidad, la fuerza del brazo, la habilidad pura y los resultados son destacables. Sus números son extraordinarios. Literalmente es responsable de que se haya construido un estadio nuevo en Indianapolis y de que la ciudad haya recibido un Super Bowl.

Pero no tiene los anillos, los múltiples campeonatos, para igualar su grandeza. Y Manning, el mejor estudioso del juego, sabe cómo se juzga a los mariscales.

publicidad

Sí, la derrota de los Denver Broncos a manos de los Baltimore Ravens en la temporada pasada fue una más para Manning en los playoffs en la que llegaba como un favorito claro y cayó ante un rival aparentemente inferior.

Uno tiene que pensar en Manning, los Broncos de 2013 y el legado del mariscal al leer a Tom Brady comentar a Peter King de SI.com en entrevista que “nunca [se ha] sentido mejor lanzando el balón”, antes de entrar en gran detalle sobre por qué es ese el caso.

Aquí está el asunto con esos comentarios: cuando los lee, los cree. Sí, como Manning y los Broncos, Brady y los New England Patriots perdieron con los Ravens en casa en los playoffs del año pasado. Pero los Pats tienen un historial de éxito en la postemporada. Manning no.

Manning es uno de los más grandes de todos los tiempos pero sus estadísticas en playoffs, en donde su record es de 9-11, son casi mediocres. Brady, por su parte, presume marca de 17-7.

Llevémoslo un paso más allá.

Eli Manning no es el jugador que su hermano mayor es en temporada regular pero tiene un currículum superior en playoffs con los New York Giants. Así que diré lo que he dicho en otras ocasiones: Eli " futuro miembro del Salón de la Fama gracias a su don de aprovechar el momento " es mejor en el momento clave que Peyton. Eli tiene marca de 8-3 como quarterback en los playoffs con dos victorias en Super Bowl contra el equipo que ha fungido como la criptonita de Peyton, los Patriots de Bill Belichick. Y en dos ocasiones Eli ha terminado con temporadas espectaculares de los Green Bay Packers deteniendo a Brett Favre y Aaron Rodgers en increíbles triunfos en playoffs.

publicidad

Al final se reduce a esto: ¿Necesita Peyton Manning un segundo título de Super Bowl para ser considerado en el mismo nivel que Brady, Joe Montana y John Elway?

Un jugador defensivo anónimo comentó, “él es el más difícil de defender en la historia. ¿Qué más necesita? Sin embargo, un respetado gerente general contraargumento, “él es grande. Es Peyton. Pero sus intentos de hacer más de lo normal lo afectan en los momentos clave. Es por eso que Tom Brady es mejor, siempre lo ha sido. Él es Peyton Manning pero en enero ha tenido algunos momentos mediocres”.

Rahim Moore fue culpado tras la derrota del año pasado antes lo Ravens considerando que Manning, después de todo, no puede jugar como profundo. Pero, ¿quién es el culpable del manejo del partido y la elección de jugadas en esa derrota, de que Denver no fuera por la yugular cuando tuvo la oportunidad? ¿El coach John Fox? ¿El ex coordinador ofensivo Mike McCoy? ¿O Manning? ¿O solo podemos dar crédito a Manning por su genialidad eligiendo jugadas como un quasicoordinador ofensivo cuando todo sale bien?

El año pasado se perfilaba para ser una temporada mágica para Manning y los Broncos. Su regreso a mediados de octubre contra los San Diego Chargers en lunes por la noche, luego de ir perdiendo por 24 puntos, fue épico. Escribí en NFL.com que los Broncos ganaron la AFC Oeste esa noche, prediciendo que no volverían a perder en el resto de la temporada y tuve razón. Denver fue perfecto. Manning fue un sueño. La nación entera creía en el inevitable viaje de los Broncos al Super Bowl.

publicidad

Y sin embargo no fue suficiente.

Este año, el camino deberá ser aún más difícil para los Broncos de Manning.

No malinterpreten lo que estoy diciendo. Los Broncos siguen siendo favoritos divisionales luego de robarse al hombre de confianza de Brady, Wes Welker. Pero gracias a un problema con máquinas de fax, perdieron al importantísimo jugador defensivo Elvis Dumervil. Me encantó la decisión de seleccionar a Montee Ball, pero el novato aún tiene que demostrar su valor. Mientras tanto, he documentado como los Chargers (que respondieron perfectamente el desgarre de ligamento anterior cruzado del apoyador Melvin Ingram al firmar a Dwight Freeney para reemplazarlo) y Kansas City seguramente hará un trabajo mucho mejor en esta temporada. Y Denver, que abrirá la temporada recibiendo a los Ravens y visitando a los Giants, podría arrancar 0-2.

Afuera de la división, creo que los San Francisco 49ers, Seattle Seahawks, Atlanta Falcons, Green Bay Packers, New England Patriots y Houston Texans son mejores que Denver en papel.

No estoy aquí para agredir. Soy un fan de Manning en la discusión sobre los quarterbacks. Pero una marca de menos de .500 en los playoffs y otro camino fallido al Super Bowl le afectan. El lugar de Manning como una leyenda en temporada regular está asegurado, pero su lugar como uno de los ganadores de todos los tiempos no lo está. Necesita ganarse otro anillo. El año pasado pudo haber sido el mejor momento para conseguirlo.

publicidad

Si Manning termina la temporada 2013 sin otro título, hay una probabilidad de que no tenga otra oportunidad.

Y la ventana podría terminar por cerrarse para siempre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad