publicidad
.

Una torre titánica sobre Tennessee

Una torre titánica sobre Tennessee

Los Tenessee Titans son un equipo con una larga e interesante historia cuyo capítulo más reciente está atado al Volunteer State.

.
.

Trajeron el fútbol americano profesional y  un milagro, a la ciudad de la música (Music City).

Para K.S. “Bud” Adams Jr., dueño de los Tennessee Titans, fue apenas un momento más en una carrera repleta de innovación.

En 1959, se anunció la fundación de una franquicia para Houston en la nueva American Football League (AFL), la cual competiría con la establecida NFL. Las ligas eventualmente se fusionarían en 1970, para convertirse en el deporte Nº 1 de los estados Unidos.

Adams nombró al primer equipo de fútbol americano profesional de Houston como los “Oilers” (Petroleros) y arrancaron rápidamente. Ganaron los primeros dos campeonatos de la AFL, en 1968 se convirtieron en el primer club de la AFL/NFL en jugar bajo techo (en el Houston Astrodome), y fue el inicio de varios jugadores miembros del Salón de la Fama, tales como Earl Campbell, Ken Houston, Bruce Matthews y Mike Munchak.

publicidad

Cuando los Oilers se mudaron en 1997 a Nashville - conocida como la ciudad de la música por su tradición con el estilo country - se convirtieron en el primer equipo profesional en jugar en la región media del sur del país.     

Lo más importante para los aficionados fue otro evento. Cuando el nuevo estadio de los Titans - ahora llamado LP Field - fue construido en 1999, el equipo ganó sus primeros 12 juegos, una marca para un estadio nuevo.

Quizás el juego más inolvidable en ese estadio, y uno de los más memorables de la historia de la NFL, ocurrió el 8 de enero de 2000 en un duelo de la ronda de Comodines entre los Buffalo Bills y los Titans. Los Bills estaban al frente 16-15 con 16 segundos por jugarse. En la patada de kickoff después que anotaran los Bills, el jugador de los Titans Lorenzo Neal tomó el ovoide y inmediatamente se la entregó a Frank Wycheck que, tras correr hacia su derecha, giró y lanzó un pase lateral a Kevin Dyson, quien estaba posicionado en la línea de banda izquierda. Dyson corrió 75 yardas para conseguir la anotación ganadora. La jugada será recordad por siempre como el Milagro de la ciudad de la música.

El equipo anualmente deja Nashville para saludar a sus aficionados con su inédita caravana de los Titans, una gira de dos semanas realizada por jugadores y entrenadores, con paradas en escuelas, reuniones de la comunidad y bases militares. Desde su creación, en 1998, la caravana realizó más de 600 apariciones para saludar en persona a más de 100,000 aficionados.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad