publicidad

Un recuerdo del primer triunfo en playoffs de Brett Favre con los Packers ante los Lions

Un recuerdo del primer triunfo en playoffs de Brett Favre con los Packers ante los Lions

Un recuerdo del primer triunfo en playoffs de Brett Favre con los Packers ante los Lions

Brett Favre

Por: Dan Fridman Stalnicovitz


Cuando los Detroit Lions reciban a los Green Bay Packers para abrir la semana 13 de la NFL es imposible olvidar que fue justamente en un encuentro entre estos dos longevos rivales divisionales cuando el legendario Brett Favre ganó su primer juego de playoff.

Actualmente emparejados en la División Norte de la NFC, Lions y Packers fueron por mucho tiempo parte de la vieja División Central en la misma Conferencia Nacional.

Detroit, comandado por el estelar corredor Barry Sanders con 1,115 yardas terrestres en esa temporada, tenía también en el receptor Herman Moore a un arma temible para el ataque que dirigía el quarterback Rodney Peete.

Con ese trío los Lions acumularon marca de 10-6 durante la campaña regular coronándose campeón del sector y ocupando el tercer lugar global en la NFC.

Por su parte, los jóvenes Packers, rompieron ese año una racha de diez años sin llegar a la postemporada con una marca de 9-7 como el sexto sembrado en la Conferencia Nacional.

Brett Favre estaba en su segundo año con Green Bay y su primero como el titular en toda la campaña tras ser adquirido por cambio con los Atlanta Falcons, su principal receptor era el estelar Sterling Sharpe y Reggie White había llegado esa campaña tras grandes años con los Philadelphia Eagles en los inicios de un base de un equipo que unos años después se coronaría en el Super Bowl XXXI.

publicidad

Fue así como Green Bay visitó el 8 de enero de 1994 el antiguo Pontiac Silverdome en la Ronda de Comodines, el partido fue sumamente parejo pero los Lions, que habían perdido una ventaja de 10 puntos (17-7) en el tercer cuarto se pusieron abajo 21-17 con una intercepción devuelta para touchdown por George Teague.

Detroit reaccionó en el cuarto periodo y con un acarreo no de Barry Sanders, sino de Derrick Moore de cinco yardas tomaron una ventaja de 24-21.

Barry Sanders

Barry Sanders nunca pudo ganar un juego de playoff

En la siguiente serie ofensiva, Green Bay tomó el balón y avanzó rebasando el medio campo y cuando parecía que jugarían de manera conservadora para acercarse a zona de gol de campo para empatar el partido, el entrenador en jefe Mike Holmgren mandó una jugada de pase corto y pidió a su joven quarterback #4 que por favor, de ninguna manera, se alocara y mandara un bombazo con el riesgo de ser interceptado.

En un movimiento que definió la carrera y el carácter de Brett Favre, decidió desobedecer a su entrenador, improvisar, correr en una jugada rota a su lado izquierdo y soltar el brazo en un pase largo cruzando el campo, contra las reglas básicas, sin embargo, con una gran brazo encontró solo a Sterling Sharpe para el touchdown de 40 yardas que puso el marcador definitivo 28-24.

publicidad

Favre acabó el juego completando 15 de 26 pases para solo 204 yardas con tres touchdowns, una intercepción y un balón suelto pero fue el inicio de la leyenda a su alrededor, del jugador que no le importaba tomar riesgos desmedidos y que se jugaba el todo por el todo cuando los partidos estaban en sus momentos cumbres.

Para Barry Sanders, por el otro lado, que acumuló 169 yardas en 27 acarreos, el juego también ayudó a marcar una espectacular carrera que, sin embargo, al igual que en aquella ocasión, careció de victorias en postemporada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad