publicidad
Brian Banks sueña con una oportunidad en la NFL tras su pesadilla (AP-NFL).

Tras exoneración de crimen que no cometió, Banks sueña con la NFL

Tras exoneración de crimen que no cometió, Banks sueña con la NFL

Brian Banks, quien pareciera destinado a ir a la NFL, fue exonerado de cargos de violación y sueña con llegar a la liga.

Brian Banks sueña con una oportunidad en la NFL tras su pesadilla (AP-NFL).
Brian Banks sueña con una oportunidad en la NFL tras su pesadilla (AP-NFL).

Es suficientemente frustrante ver un programa en televisión o una película en la que una persona es acusada de un crimen que no cometió. Es casi imposible imaginar que de hecho le suceda a una persona real.

¿Qué opinas de casos como el de Banks? Opina en los foros de la NFL.

Brian Banks puede hacer más que imaginarlo. Banks era una estrella de preparatoria de futbol americano de Long Beach, California cuando fue injustamente acusado de violación por una compañera de 15 años. El joven pasó de ser un apoyador muy buscado por las universidades a un muchacho en custodia policial en un abrir y cerrar de ojos.

Siguiendo el consejo de un abogado que le dijo que un jurado nunca creería los alegatos de inocencia de un enorme adolescente de raza negra, Banks se declaró culpable y pasó los siguientes cinco años de su vida tras las barras. Cuando fue liberado se le requirió que se registrar como un agresor sexual y que usara un brazalete electrónico para seguir sus movimientos.

publicidad

Las cosas cambiaron cuando su acusadora, de nombre Wanetta Gibson, lo contactó a través de Facebook y, de manera increíble, le dijo que quería dejar el pasado en el pasado.

“Detuve lo que esaba haciendo”, declaró al Sporting News, “y me hinqué y le pedí a Dios que me ayudara a jugar bien mis cartas”.

Banks preparó una serie de reuniones con Gibson y la convenció de ayudarlo a aclarar su nombre. El problema era que Gibson no quería hablar con los fiscales por miedo a perder el pago de $1.5 millones que recibió tras demandar al distrito escolar por no ofrecer un ambiente seguro.

Decidido, Banks grabó secretamente las conversaciones y los abogados llevaron la evidencia de vuelta al juez original. El jueves 24 de mayo se borró su historial y se nombre quedó limpio.

“No he sonreído así en 10 años”, escribió en Twitter al día siguiente. “Soy libre”.

Banks aún sueña con jugar en la NFL. Es poco probable, pero Banks ha superado circunstancias aún más adversas al recuperar la vida que nunca debió robársele.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad