publicidad
El equipo de John Fox no tuvo la fortaleza mental de recuperarse tras una devastadora desventaja de 36 a 0 (AP-NFL).

Tony McDaniel: Los Denver Broncos parecieron rendirse

Tony McDaniel: Los Denver Broncos parecieron rendirse

Varios jugadores de Seahawks creen que los Broncos se rindieron al medio tiempo de su derrota en el Super Bowl XLVIII.

El equipo de John Fox no tuvo la fortaleza mental de recuperarse tras un...
El equipo de John Fox no tuvo la fortaleza mental de recuperarse tras una devastadora desventaja de 36 a 0 (AP-NFL).

EAST RUTHERFORD, N.J. " Tony McDaniel habló de manera profética sobre el Super Bowl XLVIII mucho antes de que Seattle destrozara a los Denver Broncos en una paliza de 43 a 8 el domingo 3 de febrero.

El liniero defensivo de los Seahawks le dijo a Around The League el martes antes del partido que Peyton Manning podía ser confundido - y lo sería " por la defensiva de los Seahawks. Los números no son robustos " una capturas y cuatro golpes al mariscal " pero Seattle logró rodear al mariscal estrella de Denver toda la noche.

Me reuní con McDaniel en el vestidor de los ganadores, donde me dijo que Manning simplemente no fue el mismo en la segunda mitad.

“Cuando estábamos arriba por unos 29 puntos, toda su emoción fue como si estuviera seco”, dijo McDaniel. “Simplemente todo el equipo se veía como si estuvieran rindiéndose, y cuando anotamos de nuevo, sabía que había terminado”.

publicidad

El presionador por la orilla Cliff Avril añadió: “Sabíamos al entrar a este partido que a Peyton no le gusta tener gente alrededor de sus pies así que lo más importante que teníamos que hacer era poner buena presión y sabíamos que nuestro perímetro detendría a esos receptores y afectaría la sincronía un poco. Sabíamos que era cosa de tiempo antes de que pudiéramos llegarle”.

Como McDaniel, Avril estuvo de acuerdo con que el regreso de patada para touchdown de Percy Harvin para abrir la segunda mitad fue lo que rompió las esperanzas de Denver, diciendo: “¿Cómo podría no haberlo hecho?”

Cuando Denver protege a Manning como lo hizo todo el año, es el mejor de todo el deporte. Cuando es golpeado, contenido y forzado a salir del bolsillo, no es el mismo quarterback. Los Seahawks convirtieron a Peyton en alguien a quien no estamos acostumbrados a ver.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad