publicidad
.

Por la Nacional y la Americana

Por la Nacional y la Americana

Cuatro disputarán los correspondientes títulos de la AFC y NFC: New England Patriots vs. Indianapolis Colts y Seattle Seahawks vs. Green Bay Packers.

.
.

Los cuatro equipos que disputarán los correspondientes títulos de la Conferencia Americana (AFC) y Nacional (NFC) de la NFL quedaron definidos con los New England Patriots, los Indianapolis Colts, los Seattle Seahawks y los Green Bay Packers.

Los dos primeros serán los rivales que luchen por el campeonato en la AFC con el duelo generacional de mariscales que encabezarán el veterano Tom Brady y el joven Andrew Luck, mientras que Russell Wilson y Aaron Rodgers decidirán al campeón en la NFC.

Si Brady fue una máquina perfecta de hacer anotaciones y llevó a los Patriots a la final de la AFC, el gran perdedor fue Peyton Manning, que fue superado y eliminado por su ex equipo los Colts, con Luck de nuevo líder.

Brady cumplió sus pronósticos y convirtiéndose en una máquina en clima frío mandó tres pases de anotación y llevó a los Patriots a su cuarto partido de finales de la AFC al derrotar 35-31 a los Baltimore Ravens.

publicidad

Los Patriots, que se convirtieron en el primer equipo que en la fase final remontó dos veces desventajas de 14 tantos (0-14 y 14-28) superaron a los Ravens y con su victoria ganaron el derecho a mantenerse en la lucha por llegar de nuevo al Super Bowl.

El equipo de New England tendrá que enfrentar a los Colts, que dieron la gran sorpresa al vencer a domicilio 13-24 a los Denver Broncos, donde el gran derrotado fue el veterano mariscal de campo Peyton Manning, que perdió el duelo generacional con Luck.

El mismo que también le obligó hace tres temporadas y una grave lesión a dejar el puesto de líder con los Colts, que tendrán que viajar el próximo domingo hasta el Gillette Stadium, de Foxborough.

Ambos equipos podrán repetir el duelo de la temporada regular, aunque el mismo se diese en el Lucas Oil Stadium, de Indianapolis con paliza de 20-42 por parte de los Patriots, gracias a la actuación histórica del corredor Jonas Gray, que hizo 37 acarreos y ganó 201 yardas y cuatro anotaciones.

Al margen de quien pueda ser el campeón, los Patriots ya parten como grandes favoritos en el mundo de las apuestas de Las Vegas, lo que está asegurado es que no se repetirá el equipo de la pasada temporada, que fueron los Broncos, que se han quedado envueltos en la gran decepción.

Especialmente la sufrida por Manning, de 38 años, que nuevamente vuelve a encender los reflectores sobre el futuro dentro de la NFL, por lo pronto ya se dio un cambio y  John Fox ya dejó de ser el entrenador en jefe de los Broncos.

publicidad

Manning, que se unió a los Broncos en 2012 después de ser liberado por los Colts, no pudo contra su ex equipo a pesar de perfilarse como favorito para acreditarse la victoria.

El veterano mariscal de campo deja su marca en 11-13 en partidos de la fase final, incluyendo el disputado contra los Colts, que lo dejó con la peor labor en duelos de fase final, todo lo contrario de los que sucedió con Luck que entró a formar parte de la historia del equipo y aseguró ser el líder del futuro.

Mientras que los campeones defensores del Super Bowl, los Seahawks, cumplieron a la perfección con los pronósticos al ganar 31-17 a los Carolina Panthers, y lo propio hicieron los Packers ante los Dallas Cowboys (26-21), pero como mucha más suspenso y polémica.

El equipo de Seattle ganó con autoridad a los Panthers y confirmó que están listos para volver de nuevo al Super Bowl, si los Packers, que tuvieron que remontar una desventaja de 11 tantos en la segunda parte ante los Cowboys se lo permiten.

De nuevo el mariscal de campo Russell Wilson junto con un ataque oportuno y eficaz, esta vez por aire, una defensa demoledora y un juego de conjunto brillante, los Seahawks lo hicieron todo bien en su campo del Century Field, de Seattle, donde el domingo se disputará el partido por el título de la NFC.

La jugada clave del partido entre los Packers y los Cowboys fue, sin duda, una recepción del receptor abierto Dez Bryant en cuarta oportunidad y 2, hasta la yarda 1 de Green Bay, que fue revertida por los árbitros tras el desafío de los Packers.

publicidad

El equipo de Green Bay vio que el receptor abierto estelar de los Cowboys no consiguió mantener control del balón hasta completar el proceso de la recepción.

Aunque Rodgers no estuvo en plenitud de condiciones físicas por tener molestias en la pantorrilla izquierda, al final con dos pases de anotación en la segunda parte fue el jugador decisivo que guió a los Packers a la gran final de la NFC.

El duelo entre los Seahawks y Packers tendrá como referencia el que abrieron la temporada regular el jueves, 4 de septiembre, del 2014, cuando se enfrentaron en el CenturyLink Field, el mismo escenario donde será la revancha.

El resultado fue todo un éxito para los Seahawks que apabullaron por paliza de 36-16 a los Packers después de dominar con su ofensiva por tierra que protagonizó el corredor estelar Marshawn Lynch que hizo 20 acarreos, incluidos dos de anotación, para 110 yardas.

Especial atención deberá recibir la pantorrilla izquierda de Rodgers, dado que el pasador estelar de los Packers se vio severamente limitado en cuanto a su movilidad contra los Cowboys, pero conforme transcurrió el partido, fue encontrando ritmo para sus envíos y terminó siendo la estrella del partido.

La historia contra la defensa de los Seahawks puede ser muy diferente y nada favorable a sus intereses si no llega en plenitud de forma.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad