publicidad
En caso de ganar el Super Bowl, se convertirá en el primer quarterback en consagrarse campeón con dos equipos diferentes (AP-NFL).

Peyton Manning busca la gloria con Denver ante Seattle en el Superbowl

Peyton Manning busca la gloria con Denver ante Seattle en el Superbowl

La 48º edición del Superbowl presenta dos estilos opuestos: la mejor delantera liderada por Manning, contra la mejor defensa.

En caso de ganar el Super Bowl, se convertirá en el primer quarterback e...
En caso de ganar el Super Bowl, se convertirá en el primer quarterback en consagrarse campeón con dos equipos diferentes (AP-NFL).

El quarterback de los Denver Broncos, Peyton Manning, buscará el domingo una segunda victoria histórica en el Superbowl, la gran final del football americano, que se celebra en Nueva York, aunque para ello deberá superar la asfixiante marca de los Seattle Seahawks.

La 48º edición del Superbowl, el evento deportivo más importante del año en Estados Unidos y que será seguido por unos 160 millones de telespectadores, presenta dos estilos completamente opuestos: la mejor delantera liderada por Manning, de 37 años, contra la mejor defensa.

Las fojas de los equipos también son muy diferentes: es el séptimo viaje de Denver al Superbowl -aunque el primero desde las únicas victorias de los Broncos en 1998 y 1999-, y la segunda visita para los Seahawks, que perdieron ante Pittsburgh en 2006.

publicidad

Tres jugadores de origen latino estarán en el campo del lado de los Broncos: el guardia Louis Vasquez, el corredor Knowshon Moreno y el centro Manny Ramírez.

Por historia pero sobre todo por Peyton Manning, que marcó un récord de 55 pases para touchdown en la temporada regular, los Denver parten como ligeros favoritos.

Dos años después de una operación de columna vertebral que habría podido significar el final de su carrera, el 'cerebro' disputa su tercer Superbowl, el primero con los Denver tras su partida en 2012 de los Indianapolis Colts, con los que se impuso en 2007.

En caso de ganar el domingo, se convertirá en el primer quarterback en consagrarse campeón con dos equipos diferentes.

"La temporada que ha realizado es, en mi opinión, sin precedentes en todos los niveles", lo elogió su entrenador John Fox.

Desde Seattle, el quarterback Russell Wilson también demostró su admiración: "Ha construido este increíble legado y es uno de los mejores en su puesto, tal vez el mejor, de la historia".

Pero antes de tocar la gloria con las manos, el veterano Manning deberá escapar al cerco de la temible guardia de los Seahawks, que cosecharon tantas victorias como Denver en la temporada regular (13 triunfos y 3 derrotas).

"Poco importa contra quién jugamos. Sólo sé que cuando llegue la hora del partido estaremos listos", advirtió en ese sentido el produndo de Seattle, Earl Thomas, que será responsable de cuidar las espaldas de su equipo ante los temibles pases de Manning.

publicidad

Thomas y el controvertido Richard Sherman son dos de los pilares de la 'legión de choque' de Seattle que tanto ha hecho sufrir a todos los equipos de la NFL.

Los Seahawks son el equipo que menos puntos (14,4) y yardas (172) por partido ha permitido esta temporada.

Su temple quedó de manifiesto dos semanas atrás, cuando eliminaron a los San Francisco 49ers con marcador de 23-17 en la final de la Conferencia Nacional luego de ir en desventaja gran parte del partido.

En esa ocasión los Seattle jugaron en casa y contaron con el inestimable apoyo de su público.

Ahora, en cambio, se trata de terreno neutral, el Estadio MetLife en East Rutherford (Nueva Jersey, este), a unos 15 km al oeste de Manhattan.

Como todo Superbowl, la atención no estará centrada solamente en el juego. El show del entretiempo y los carísimos avisos publicitarios forman parte integral de espectáculo.

Bruno Mars y los Red Hot Chili Peppers serán las estrellas encargadas de entretener a los 80 mil espectadores en el estadio y los 160 millones frente a sus televisores.

La soprano estadounidense Renée Fleming, "la diva de la gente", se convertirá por su parte en la primera cantante de ópera en interpretar el himno nacional en la previa del Superbowl.

Con Nueva York como escenario, el evento será también un desafío para las autoridades que trabajan desde hace tres años para garantizar la seguridad.

publicidad

Un año después del corte de electricidad en el Super Bowl 2013 en Nueva Orleans (sur), esta edición podría contar además con un invitado poco deseado: el frío.

El pronóstico meteorológico anuncia lluvia, tal vez nieve, y temperaturas bajo cero.

No te pierdas ¡Las curvas de la NFL!:

http://s0.uvnimg.com/nfl/porristas/fotos/photo/2014-01-28/18229705610-1b56e32fa969b4dc65a5a7356c167afbjpg_590x395.jpg

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad