publicidad
Charlie Strong, y no un coach de las filas de la NFL, será quien vaya a Texas (AP-NFL).

No más especulación: Charlie Strong será coach de Longhorns

No más especulación: Charlie Strong será coach de Longhorns

Luego de la especulación de que un coach de NFL buscaría ir a Texas, será Charlie Strong de Louisville quien tome las riendas de Longhorns.

Charlie Strong, y no un coach de las filas de la NFL, será quien vaya a...
Charlie Strong, y no un coach de las filas de la NFL, será quien vaya a Texas (AP-NFL).

Charlie Strong, anunciado el domingo cinco de enero como el nuevo entrenador de la Universidad de Texas, está listo para el componente deportivo que viene con su nueva posición.

Ya sea que esté listo para todo lo demás que no tiene nada que ver con el futbol americano es lo que hace que la elección sea sorprendente tanto para Strong como para los Longhorns. Estar en Texas significa lidiar con donadores multimillonarios, las tensiones políticas entre el presidente de la universidad y la mesa directiva y los medios, incluyendo el propio canal de los Longhorns.

Strong no mostró interés en esos aspectos de su trabajo en Louisville, donde las exigencias no eran ni por mucho similares a las que llegan con el uniforme naranja. Eric Crawford, periodista que ha seguido a los Cardinals por muchos años para el Courier-Journal y ahora columnista para WDRB 41, recordó como Strong y la universidad tuvieron problemas sobre su bajo perfil cuando se trataba de relaciones públicas.

publicidad

En Louisvlle, Strong podía salirse con la suya porque daba resultados en el campo, con marca de 35 y 17 en cuatro temporadas con dos campeonatos de conferencia y un triunfo en un tazón de BCS. Strong firmó al quarterback Teddy Bridgewater por encima de los Miami Hurricanes, su equipo local, y luego ayudó a convertirlo en uno de los mejores mariscales en las filas colegiales y uno de los prospectos más esperados para el Draft 2014 de la NFL.

Ese poder para reclutar, así como su fuerte pedigrí defensivo, son exactamente lo que Texas necesita. Con todas las grandes calificaciones que consiguió en el día de las firmas, las últimas generaciones reclutadas por Mack Brown carecieron de un mariscal de impacto. Ese talento defensivo en rara ocasión se conjunto en una unidad que entregara actuaciones dignas de la suma de sus partes.

La esperanza de Strong tiene que ser dar triunfos a Texas como lo hizo en Louisville. De lo contrario, una sorprendente elección podría terminar ser una pésima decisión para ambos lados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad